Cuatro mil personas que trabajaban en bancos de México fueron despedidos por la transición digital.

En los últimos meses, Banorte, BBVA Bancomer y Citibanamex han realizado despidos masivos que podrían extenderse al resto de la competencia en México.

El primero en realizar recortes fue Banorte, la segunda entidad financiera del país norteamericano por activos, luego que culminara su fusión por adquisición con Interacciones.

En julio de este año prescindió de medio millar de empleados por duplicidades.

En tanto, BBVA Bancomer, líder absoluto del mercado, anunció en septiembre que eliminaría 1,500 trabajadores, es decir, el 4% de su plantilla en un intento por adaptarse a la nueva realidad tecnológica, en la que es necesario mucho menos personal para llevar a cabo el mismo volumen de operaciones.

Finalmente, a mediados del mes de octubre Citibanamex firmó el finiquito de 2,000 empleados.

Los recortes en dichas empresas fueron anunciados antes de que Morena, el partido del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pusiera en marcha una iniciativa legislativa para restringir las comisiones que cobran los bancos en México.