La próxima reunión anual del Foro Económico Mundial se realizará el próximo verano en Suiza, pero no en Davos.

 

Para poder albergar la siguiente reunión, el cantón de Nidwalden está en conversaciones con los organizadores, pero el complejo de Buergenstock también es una opción.

El portavoz del Foro Económico Mundial, Yann Zopf, confirmó los informes de la emisora suiza SRF y del periódico Suedostschweiz de que la reunión de líderes empresariales y financieros mundiales se trasladará de ubicación habitual.

En las próximas semanas, abundó Zopf, será anunciada la nueva sede.

Debido a la pandemia, el Foro Económico Mundial decidió posponer el evento que atrae a miles de personas, entre ellos al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Por lo tanto ahora está programado para principios de verano, en lugar de enero.

La cancelación del evento representa un golpe para la ciudad de Davos debido a que este deja a restaurantes, bares y hoteles desprovistos de la habitual avalancha de huéspedes.

Esta no es la primera vez que el Foro Económico Mundial se realiza en otro lugar. En 2020 el evento fue trasladado a Nueva York para mostrar solidaridad tras los ataques terroristas del 11 de septiembre.