Ford continúa liderando el futuro de la impresión 3D automotriz. Esta vez, se unió con HP para reutilizar partes y polvos gastados de impresiones 3D, aumentando su vida útil y convirtiéndolos en partes de vehículo moldeadas por inyección.

La sustentabilidad es prioritaria para las dos icónicas compañías, las cuales a través de la exploración conjunta llegaron a esta inusual y ecológica solución. Las partes moldeadas por inyección restantes son mejores para el medio ambiente, sin comprometer con los estándares de durabilidad y calidad que Ford ofrece y sus clientes requieren.

Los materiales reciclados están siendo utilizados para desarrollar clips de línea de combustible, moldeados por inyección e instalados por primera vez en camiones Super Duty F-250. Las partes tienen mejor resistencia a químicos y humedad que las versiones convencionales, además, son 7% más livianos y cuestan un 10% menos. El equipo de investigación de Ford ha identificado otros 10 clips de línea de combustible en vehículos existentes que podrán beneficiarse de este material. Para seguir a la vanguardia, Ford busca utilizar este mismo sistema de producción en nuevos modelos.

“Encontrar nuevas maneras de trabajar con materiales sustentables, reduciendo nuestros desechos y liderando el desarrollo de la economía circular es una gran pasión para Ford” mencionó Debbie Mielewski, Especialista en Sustentabilidad de Ford.

Las impresoras 3D HP ya son diseñadas con gran eficacia; cuentan con sistemas y estructuras para reducir el material excedente que generan y rehúsan un gran porcentaje de los componentes que se insertan en ellas. Ford utiliza la tecnología de HP para las impresiones 3D en el centro de manufactura avanzada de la compañía, así fue como ambos equipos crearon esta solución que produce cero desechos.

Por su parte, Ford está desarrollando nuevos sistemas de aplicación y utilizando una gran variedad de procesos y materiales para la impresión 3D, incluyendo filamentos, arena, polvos y polimerización líquida.  Actualmente, la compañía ya emplea materiales impresos para una gran variedad de partes comerciales de bajo volumen, así como para accesorios usados por trabajadores de la línea de ensamblaje, ahorrando tiempo y mejorando la calidad.

A nivel global, Ford tiene la meta de alcanzar el 100% de materiales sustentables en sus vehículos. Por ahora, tres compañías más han ayudado a Ford y HP para hacer posible el resultado de esta iniciativa.

SmileDirectClup, la compañía de cuidado oral con la primera plataforma medtech para el enderezamiento de los dientes, opera la instalación más grande de sistemas de impresión en 3D de HP en E.U.A. La flota de la compañía, de más de 60 impresoras 3D HP, produce más de 40,000 brackets al día. Las partes resultantes impresas en 3D, son recolectadas por HP para Ford.

El productor de resina, Lavergne, un socio de reciclaje de HP, transforma estos moldes y el polvo desechado de las impresoras 3D HP de Ford en comprimidos de plástico de alta calidad, aptas para realizar el moldeado por inyección. Estos comprimidos son luego moldeados en clips de línea de combustible por el proveedor de Ford, ARaymond, quien diseña, ingenia y manufactura sistemas de ensamblaje.