“Rabbit”, de Jeff Koons, se vendió en 91 millones de dólares, por lo que es la pieza más cara de un artista vivo.

 

En el mundo del arte se estableció un nuevo récord.

En 91.1 millones de dólares se vendió la escultura “Rabbit”, de Jeff Koons, en una subasta que organizó Christie´s en Nueva YorK, el precio más alto pagado por el trabajo de un artista en vida.

La figura, que mide un metro de altura, forma parte de una serie de tres esculturas que Koons creó en 1986.

Robert Mnuchin, marchante de arte y padre del actual Secretario del Tesoro de Estados Unidos, fue quien adquirió la imponente escultura.

“Rabbit” evoca la diversión con su forma limpia y carente de gestos.

Antes de ser vendida en la subasta de Arte Post-Guerra y Contemporáneo de Christie´s, la escultura había sido expuesta de forma gratuita en galerías de la compañía británica situadas en el centro de Manhattan y en el Rockefeller Center.

2019-05-17T11:45:11+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!