En México, el IPC cayó 4.2% y el peso perdió un 1% pues los planes de López Obrador generan dudas.

La Bolsa mexicana sucumbió ante la incertidumbre.

El principal índice de México retrocedió este lunes un 4.2%, por lo que tocó su nivel más bajo en cuatro años por el aumento de la volatilidad política a solo cinco días de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como Presidente y tras la nueva amenaza de cierre de la frontera de Donald Trump.

En tanto, el peso perdió poco más de un punto porcentual frente al dólar, una caída menos abrupta que en anteriores episodios de nerviosismo.

En solo dos meses, el selectivo mexicano se ha dejado la quinta parte de su valor y cerca de un 15% desde la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México -una obra que ya llevaba un avance del 30%- tras un polémico proceso de consulta popular.