Philip Morris, líder en la industria tabacalera, planea dejar de producir cigarros para vender sólo productos libres de humo.

 

Para no morir, Philip Morris International, compañía dueña de marcas como Marlboro y Chesterfiled, está transformándose.

Su plan consiste en poner a la venta productos libres de humo como el llamado IQOS, el cual es un dispositivo electrónico que calienta una mezcla de tabaco sin generar combustión.

La meta que Philip Morris International busca alcanzar es que en 2025, el 30% del volúmen de su producción sea libre de humo.

Por lo tanto, la empresa ha invertido 5,000 millones de dólares en un plazo de 10 años para que un grupo de 350 científicos desarrollen dichos productos.