México suma tres trimestres consecutivos de contracciones económicas, según datos del INEGI.

Por Bruna Cavalcanti

 

La economía mexicana enfrenta problemas.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para el periodo julio-septiembre de 2019, el Producto Interno Bruto (PIB) presentó una contracción del 0.2%.

Diversos economistas concuerdan que una recesión técnica ocurre cuando el PIB sufre un crecimiento económico negativo por dos trimestres consecutivos y los datos del INEGI apuntan que el PIB se contrajo 0.1%, tanto en el primer como en el segundo trimestre de este mismo año.

El retroceso en las actividades económicas del país tuvieron origen, principalmente, en las caídas registradas en el sector relacionado a las actividades secundarias (-1.4%) como, por ejemplo, la minería, la construcción y las industrias manufactureras.

Del otro lado de la balanza, el sector agropecuario mexicano registró un crecimiento del 5.4%, respecto al mismo periódo del año anterior y presentó el mejor desempeño de todas las actividades económicas del país.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo hace un año, prometió un crecimiento del 4% en promedio al término de su sexenio, por lo que las cifras dadas a conocer este lunes representan un fuerte golpe.