Jerónimo Diez, CIO de AT&T México, nos dice, en esta columna, que la incusión, más allá de ser lo correcto, es una buena decisión de los negocios.

Foto: Clay Banks

Cuando somos líderes, tenemos una gran responsabilidad no solo con las personas de nuestros equipos, sino también con las futuras generaciones, inspirándolas a perseguir sus metas sin importar su género.

Fomentar una cultura de inclusión en las organizaciones no solo es lo correcto, sino que es también una buena decisión de negocio. Estudios señalan que los equipos de trabajo con mayor diversidad tienden a tomar mejores decisiones, el 87% de las ocasiones, comparado con el 58% en equipos sin diversidad[1]. De igual forma aumenta la colaboración en un 57% y puede aumentar el compromiso de los equipos en un 42%.

En AT&T México tenemos un compromiso con la diversidad y con impulsar la igualdad de género. Hoy, las mujeres ocupan 35% de las posiciones de liderazgo y casi 40% del total de colaboradores de la organización, y continuamos promoviendo la igualdad constantemente, desde diversos ángulos, como el salario, el porcentaje de puestos de liderazgo y en todas las posiciones y procesos de reclutamiento, entre otros.

Pero ¿cómo crear más espacios profesionales para las mujeres?

No podría decir que hay una clave única para incrementar la participación de las mujeres en los espacios laborales, pero sí que se necesita una evaluación continua y un trabajo constante en temas de igualdad para abrir espacios que permitan tener opiniones diversas y discusiones que generen valor.

Algunos consejos que he implementado en mis equipos para lograr esto son:

  • Liderar con el ejemplo. Hacer un esfuerzo interno por mostrar a los equipos y a toda la organización, cómo impulsar iniciativas que fomenten el desarrollo de las mujeres. Cuando tú realizas el esfuerzo, tu equipo y compañeros te seguirán.
  • Hacer esfuerzos por más pequeños que parezcan. En AT&T México tenemos programas que impulsan la igualdad desde las nuevas generaciones que van empezando su vida laboral (Mujeres STEM), hasta el desarrollo de nuestras futuras líderes (Mujeres en Acción). A través de estas acciones hemos descubierto que hablar de los programas y sus grandes resultados, siempre sumará simpatizantes y aliados.
  • Conocer a las colaboradoras. Saber cuáles son las metas de las mujeres en tu equipo, a dónde quieren llegar, qué están haciendo para llegar ahí y có innovar, entrenarse o adquirir nuevas experiencias dentro de la compañía. Trabajar de cerca marcará la diferencia.

En AT&T México tenemos la visión de contribuir a crear sociedades más equitativas, en donde todas las personas podamos prosperar, por esta razón, hacemos de la igualdad de género nuestra prioridad.


[1] Cloverpop. Hacking Diversity with Inclusive Decision Making.