De CIO a CEO

//De CIO a CEO

De CIO a CEO

¿Suena descabellado que un líder en tecnología pueda ocupar el puesto más alto en una empresa?

Por Jorge González Albores*

Probablemente sí, pero ténganme un poco de paciencia. El sistema educativo en general tiene una malformación, la cual continua en el ambiente empresarial; ya sea que estudies administración, mercadotecnia, leyes o ingeniería, en todos los casos solamente se habla y piensa sobre el área en particular.

Lo mismo sucede en las empresas. Los equipos de mercadotecnia, recursos humanos, ventas o finanzas se enfocan y especializan solo en su área de trabajo  y solamente en algunos  casos, muy pocos, se interesan en comprender como su área y procesos interactúan e impactan en otras áreas de la empresa.

Aún cuando lo llegan a hacer, pocas áreas tienen la posibilidad, tanto funcionalmente como operativamente, de relacionarse constantemente con todas las demás áreas de la empresa.

Es en esta arena donde los líderes de tecnología, que consciente o inconscientemente, se visualizan como verdaderos socios de negocio tienen un potencial de crecimiento ilimitado. En el mundo actual, las personas a cargo de tecnología realizan actividades que trascienden otras áreas, aunque no lleguen a hacerlo de forma consiente.

Para muestra un botón.

Ventas: Cada vez que como área de tecnología se propone una iniciativa o proyecto se está haciendo, en el fondo, una labor de venta donde se busca convencer a la empresa por la que dicho proyecto es la mejor opción.

Atención a clientes: Es una moda llamar a los usuarios de las empresas “clientes internos” y conceptualizar el área de TI como una de servicio. La realidad es que siempre ha sido así y hay que cumplir con métricas de satisfacción, al igual que los equipos de ventas con los clientes “externos”.

Recursos Humanos: En la medida en que las áreas de tecnología crecen, los líderes de las mismas tienen que ser capaces de gestionar más que tecnología. Tienen que estar informados del mercado laboral, sobre la gestión de equipos funcionales y multifuncionales, motivar al equipo, así que en pocas palabras deben de gestionar personas.

Administración y Finanzas: Las áreas de TI no solo deben concentrar esfuerzos en administrar sistemas, pues también son responsables de los presupuestos que se les asigna, de buscar ahorrar y eficientar su operación (y muchas veces de otras áreas), además de entender de inversiones y retornos de inversión.

En las organizaciones de hoy, sin importar el tamaño, la única área que tiene relación cercana con toda la empresa es la de tecnología. Es la única que tiene la posibilidad de conocer e influir en los procesos de negocio de todas las demás.

Todos los proyectos de tecnología, desde el más pequeño hasta el de mayor inversión, tienen como objetivo mejorar el desempeño del negocio, así que el área de TI debe conocer todo aquello que se busque mejorar.

¿Qué dueño de empresa o Consejo de Administración no estaría encantado de que su CEO conozca completamente a la empresa, desde dentro, y que además tenga una visión de sus áreas, procesos y personas?

Podríamos inclusive cuestionar que no es posible que el Chief Information Officer se convierta en CEO porque al primero le hace falta experiencia en el mundo exterior y la forma que se hacen negocios, pero si algo sabe la gente de tecnología es de actualización constante y estas son solo nuevas áreas de crecimiento y actualización.

Por lo tanto, pasar de CIO a CEO no es una posibilidad, sino una realidad.

* El autor se desempeña como Chief Strategy Officer (CSO) en la empresa The C-Class al dar asesoramiento de alto nivel en estrategia empresarial y tecnológica.
2019-06-05T10:54:23+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!