DE acuerdo con un reporte de IDC, para Oracle, durante 2020, aumentó un 17% la inversión en servidores tradicionales, mientras que en el mismo periodo, la infraestructura en la Nube creció un 35%.

No hay duda de que el 2020 ha sido el año más retador de la historia moderna, no solo se vio afectada la salud de muchas personas, muchas empresas -por no decir todas- sufrieron un sinfín de pérdidas económicas que tomarán, en algunos casos, años en restablecerse. Sin embargo, es importante mencionar que si bien la tecnología ya formaba parte de la vida de las empresas, de ahora en adelante será el aliado estratégico.

De acuerdo con un reporte realizado por IDC para Oracle, 93% de las empresas en México sufrió alguna afectación derivada de la pandemia; el 91% tuvo una reducción en ingresos, siendo las pequeñas y medias empresas las más afectadas ya que las empresas consideradas como “grandes” solo el 41% tuvo afectaciones de esta índole.

Lo anterior nos da como resultado que las empresas, independientemente del sector, mientras más maduro se encuentren digitalmente, menores serán las perdidas. Un ejemplo es Mercado Libre, quienes lograron durante 2020 más de 5 millones de nuevos compradores, mientras que a nivel mundial el sector del retail reportó pérdidas de 2.1 trillones de dólares.

Después de alguna catástrofe, ya sea de carácter natural o las realizada por los humanos como las guerras vienen como consecuencia algunos cambios sustanciales en la humanidad, en el caso de la Covid-19, podemos llegar a la conclusión que fue la punta de lanza para la aceleración de la transformación digital, misma que abarcará tanto empresas como a las personas.

La curva de adopción tecnológica en respuesta a la pandemia en México

De acuerdo con el estudio de IDC para Oracle: La Nube llegó para quedarse, las empresas del país se deben regir por tres grandes pilares:

  • Continuidad del Negocio: Durante 2020 el aprovisionamiento de equipo de cómputo personal. Escritorios virtuales y colaboración.
  • Preservación de capital: Cancelar compras nuevas y ampliar capacidades de sistemas ya existentes. Reducción de costos.
  • Nueva Normalidad: Durante 2021 el principal foco será la Innovación sin incrementar costos. Trabajo Híbrido, Automatización Phygital.

Computo en la Nube: Tecnología #1 para la experiencia digital

De cara a la nueva normalidad y con la consigna de modificar ciertos procesos, las empresas comenzarán a invertir aún más en tecnología para cubrirse ante alguna nueva adversidad que pueda ocurrir, las principales tecnologías en las que se invertirá son las siguientes:

  • Agile &DevOps – 27%
  • Analítica – 46%
  • Inteligencia Artificial – 52%
  • Nube – 75%

Teniendo lo anterior como base: 61% de las aplicaciones desarrolladas en México serán “Cloud Native”, mientras que el 65% de los workloads de Internet de las cosas están en Nube Pública, mientras que el 60% de las cargas de trabajo en cuanto a inteligencia artificial se encuentran en nube pública.

Inversiones de cómputo en la Nube en el país

  • Durante 2020, aumentó un 17% la inversión en servidores tradicionales, mientras que en el mismo periodo, la infraestructura en la nube creció un 35%.
  • El presupuesto de cómputo en la Nube fue 58% mayor a lo esperado, 38% de ese aumento fue causado por la pandemia.
  • Para 2024 se espera que la inversión anual en IaaS será 4 veces mayor a la infraestructura On Prem.
  • 63% de la inversión en IaaS se hace en capacidades de cómputo y 47% el resto en almacenamiento.
  • Retail y Manufactura, son los sectores que más invertirán en IaaS durante 2021.
  • 33% de las inversiones de seguridad en México estarán relacionadas con arquitecturas de cómputo en la nube en 2024.

2021 es el año de la recuperación, pero no de la vuelta a la normalidad. La recuperación será aprovechada solo por las organizaciones con capacidades digitales escalables y viables financieramente, teniendo en mente que las capacidades digitales van primero a la Nube por sus características de escalabilidad, pago por uso y agilidad de aprovisionamiento.

Es importante mencionar que los dos principales riesgos del cómputo en la Nube son obtener una gestión eficiente incluyendo seguridad y la oportuna detección de costos ocultos. Se hace indispensable contar con la asesoría de un tercero para gestionar estos riesgos como Oracle.

Información IDC/Oracle

Foto: Caspar Camille Rubin