Un dilema en Canadá

//Un dilema en Canadá

Un dilema en Canadá

Canadá está entrampada políticamente y los negocios podrían atascarse si no resuelve “sabiamente” el conflicto con China.

 

Pocas horas antes de abrir una tienda insignia en Pekín en diciembre, Canada Goose, fabricante de chamarras de alto costo, canceló el evento. La compañía orgullosamente canadiense, con sede en Toronto, culpó a los retrasos en la construcción.

Probablemente, quería evitar las protestas contra el arresto en Vancouver el 1 de diciembre de Meng Wanzhou, el Director Financiero de Huawei, fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. También es hija del fundador de la empresa, Ren Zhengfei.

Las acciones en Canada Goose han caído más de un 20% desde las noticias del arresto de Meng.

Al igual que la compañía, Canadá está atrapada en una pelea entre Estados Unidos y China. La policía canadiense arrestó a Meng de camino a México bajo los términos de un tratado de extradición entre Canadá y Estados Unidos.

Un juez estadounidense solicitó su arresto, alegando que Meng cometió un fraude para violar las sanciones estadounidenses contra Irán.

China (y Meng) afirman que los cargos en sí son fraudulentos. Estados Unidos teme a Huawei, un proveedor sumamente exitoso de los equipos necesarios para construir redes de telecomunicaciones móviles de “quinta generación”.

Es sospechoso de sus vínculos con el gobierno de China. (Ninguna empresa china tan grande como Huawei está libre de la influencia del Partido Comunista).

China sostiene que el arresto de Meng está destinado a socavar a la compañía.

En lugar de tomar represalias contra Estados Unidos, que libra una guerra comercial contra ellos, China castiga a Canadá.

Citando a la seguridad nacional, detuvo a dos canadienses, Michael Kovrig, un diplomático que asesora a International Crisis Group, una ONG que trata de prevenir conflictos, y Michael Spavor, un hombre de negocios.

Según una persona familiarizada con la situación, citado por el diario Toronto Star, Kovrig está siendo interrogado “mañana, tarde y noche” y no se le permite apagar las luces cuando duerme.

David Mulroney, ex embajador de Canadá en China, dijo en una entrevista televisiva que China usa la táctica establecida de “matar al pollo [Canadá], asustar al mono [Estados Unidos]”.

Pero más peligros están por delante. Uno es la decisión final sobre si se debe extraditar a Meng, que será entrevistada por el fiscal general, un miembro del gabinete de Trudeau (y, por lo tanto, un político). Eso sucederá después de que Estados Unidos presente una solicitud formal de extradición.

El gobierno de Canadá ha estado debatiendo si prohibir el uso de equipos de Huawei para construir las redes 5G de Canadá, como ya lo ha hecho Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Eso provocaría aún más a China.

Los ejecutivos canadienses en China ahora temen unirse a Kovrig y a Spavor en detención. En tiempos más felices los dos gobiernos designaron 2018 el año del turismo; Canadá esperaba duplicar el número de visitantes chinos a 1.2m para 2021. Su ministro de turismo canceló un viaje a China para la ceremonia de clausura. Si la disputa continúa, no solo interrumpirá las vacaciones.

2019-01-04T14:22:38+00:00

About the Author:

Oso Oseguera
error: Content is protected !!