Dormir (correctamente) es prioridad

Dormir (correctamente) es prioridad

El tiempo para dormir ha disminuido pues ahora realizamos más actividades en la noche, como el contestar mails.

Dormir no es un lujo, sino una necesidad.

Por lo tanto, desconectarse del mundo virtual para descansar resulta clave pero en la actualidad esto resulta casi imposible debido a que millones de personas en el mundo optan por restar horas de sueño para cumplir con múltiples tareas.

Lo anterior trae como consecuencia el sufrir insomnio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al insomnio como la dificultad para conciliar o mantener el sueño, o como la sensación de un sueño poco reparador que genera un notable malestar e interferencia con las actividades sociales y laborales.

En México el problema es tan grande que el insomnio se ha convertido en una epidemia que afecta a más de la mitad de su población, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicho problema es uno de los principales trastornos del sueño, tanto en incidencia como en prevalencia.

Las consecuencias de padecer insomnio se reflejan en un sueño escaso, de menos de 6 horas, no reparativo ni restaurativo que poco a poco deteriora la salud de quien la padece.

De acuerdo con la Clínica del Sueño de la UNAM, desde que se inventó la luz eléctrica, el tiempo natural destinado para dormir disminuyó para realizar más actividades nocturnas.

Ver televisión a media noche o revisar correos y mensajes antes de dormir se ha vuelto casi una rutina para niños y adultos; sin embargo, este tipo de acciones afectan los ritmos circadianos y hacen que las personas duerman menos y mal.

Biológicamente, los ritmos circadianos comienzan a alterarse porque el cerebro, al captar la luz de los impulsos fotoeléctricos a través de la retina, la percibe como un atardecer prolongado. En resumen, le hacemos más caso al reloj del celular que al biológico, pues no conocemos nuestro propio cuerpo, ni atendemos sus necesidades de descanso y sueño.

Cuando dejamos de dormir por pasar más horas conectados, lo que se afecta es la productividad, creatividad y resiliencia, por lo que es importante contar con rutinas nocturnas para desintoxicarse de la tecnología, además de tener un par de herramientas que facilitarán esto.

 

Los defensores del sueño

Expertos alrededor del mundo trabajan a diario para concientizar sobre la importancia de dormir bien. Conoce el trabajo de dos de los más destacados:

1.) Dr. Els van der Helm

Fundadora de Shleep, empresa que brinda atención personalizada a usuarios  y empresas, para que mejoren su productividad y salud a través de una mejor gestión del sueño.

Van der Helm, quien posee una maestría en neurociencia y un doctorado en psicología, ha desarrollado programas de sueño personalizados, los cuales incluyen una app de entrenamiento para dormir, talleres, entrenamiento y consultoría.

2.) Dr. Michael Breus

También conocido como ”El Doctor Sueño”, Breus, quien es un reconocido psicólogo e integrante de la Academia Americana del Sueño, ha escrito tres libros sobre el tema, incluyendo “Good night: The Sleep Doctor´s 4-week program to better sleep and better health”, los cuales debes de leer pues brinda prácticos consejos sobre cómo dormir mejor y  de los beneficios que un buen sueño trae a la vida de cualquiera, como aumentar su productividad.

 

¿Cuánto debo de dormir?

Conoce las horas de sueño recomendadas por edades:

Hasta 17 horas: bebés

13 horas: niños en edad preescolar

10 horas: infantes en edad escolar

9 horas: adolescentes

7 – 8 horas: adultos

6 horas: adultos mayores