El crecimiento de Instagram ha sido exponencial en los últimos años, por lo que se ha convertido en la principal red para el desarrollo de estrategias de las marcas.

Por Fernando Licona

 

Fue hace 10 años que nació una aplicación que apostaba por convertirse en una red social donde usuarios compartieran sus fotografías e imágenes más atractivas con otros.

Este 2020 Instagram cumplirá oficialmente una década desde su lanzamiento y, a lo largo de este tiempo, ha logrado posicionarse como una de las redes sociales más populares y con mayor crecimiento de todo el mundo reuniendo al de hoy a más de mil millones de usuarios activos mensuales.

La visión del CEO de Facebook, Marck Zuckerberg, hizo que su compañía comprara en 2012 a Instagram por un valor de mil millones de dólares, cuando su verdadero costo rondaba en los 500 millones de dólares.

El crecimiento de Instagram ha sido exponencial en los últimos años. Esta red social pictográfica ha venido evolucionando a ser una red de video y momentos instantáneos, elementos muy atractivos para una nueva generación que demanda contenidos digeribles, disruptivos y sobre todo emocionales.

Los valores diferenciados de Instagram se centran en llevar al usuario a ser parte de un momento especial, en ese sentido, nada como ver lo que hay detrás de cámaras en un set de televisión de la mano de tu actor favorito; la intimidad del cuarto de tu estrella de pop preferida; el glamour de un buen outfit o lo paradisiaco de los destinos vacacionales de la gente famosa.

Instagram le ha permitido a las personas adentrarse en un mundo donde compartir al instante lo es todo, en términos de consumo y producción de información.

Esta red social es ya para la generación millennial y centennial el camino a seguir si se trata de encontrar reseñas de un producto, validar si algo es real o se trata de una farsa, preguntar mediante encuestas inmediatas opciones para tomar una decisión, etc. Instagram se ha consolidando entre este nicho de usuarios en la base de la comunicación e interacción socio digital.

De acuerdo al estudio Social Media Trends Report, elaborado por la firma Socialbakers, durante el cuarto trimestre de 2019 Instagram superó por primera vez a Facebook, como la red principal para el desarrollo de estrategias de comunicación en redes sociales por parte de las 50 marcas más reconocidas a nivel global.

De acuerdo con dicho reporte, las stories de Instagram registraron un alza de 40% en inversión publicitaria lo que colocó a este formato como el más atractivo para generar engagement (interacción) y lealtad de los usuarios comparado con otros espacios.

Por si esto fuera poco, un reciente reporte elaborado por Bloomberg destaca que Instagram generó alrededor de 20 mil millones de dólares en ingresos publicitarios durante 2019, más de una cuarta parte de los ingresos de la compañía (Facebook Inc).

Dicho panorama ha llevado a la industria creativa a priorizar formatos de videos cortos, producidos de forma vertical, centrados en contenidos de mejor calidad que contengan historias poderosas y una narrativa que resulte atractiva para el usuario de hoy.

Si tu marca no se comunica en este formato, quizá sea tiempo de virar la estrategia en aras de conectar con un nuevo consumidor que está dispuesto a ver publicidad en ese formato más que en cualquier otro.

A 8 años de distancia, la estrategia de adquisición de Facebook Inc. no solo resultó ser acertada si no que está por tener con ella a su principal activo comercial.

Instagram prepara todavía más innovaciones a su plataforma, como la edición de video y mayores elementos de realidad aumentada, entre otros, para alzar la mano en pocos meses y terminarse de coronar como la nueva red de redes.

 

Te recomendamos leer Social Listening, la poderosa herramienta para redes.