La primera gran impresión

//La primera gran impresión

La primera gran impresión

Para que siempre generes una buena primera impresión cuida 3 elementos: la vestimenta, el aseo y el lenguaje corporal.

Juzgamos a la gente más rápido de lo que parpadeamos. Ya sea que estés en el trabajo, en un evento social, o eligiendo cómo presentarte en la más reciente app de citas… tu imagen cuenta.

Generar una buena primera impresión toma una décima de segundo (1/10), y tan sólo 30 segundos para formarnos un juicio final; nuestra apariencia es fundamental. Importa cómo nos vestimos, cómo nos aseamos, y cómo nos movemos. Si el objetivo que persigues es ganar nuevos negocios, ampliar tu red, o encontrar un nuevo socio, hacer que la primera impresión sea definitiva ayudará en tu camino hacia el éxito.

Considera tu imagen ahora, ¿qué proyectas? Ahora, imagina la visión ideal de lo que te gustaría proyectar. ¿Tu imagen actual va acorde con tu visión? Mejor aún, pide a amigos, compañeros de trabajo, e incluso a extraños, que te den una honesta retroalimentación acerca de tu imagen. Una opinión genuina y bien intencionada de otras personas puede evitarnos ver el mundo color de rosa.

Una vez que entiendes la impresión que proyectas, considera las siguientes tres observaciones que nos permitirán evaluar a nuestros compañeros en milisegundos.

PRIMER PASO:

Vestimenta

Te sorprendería si te dijera que 95 % de la impresión que causas es a través de tu vestimenta? Seamos honestos, al menos que seas una conejita de Playboy, o una sexy estrella de Instagram, tu ropa cubrirá casi todo tu cuerpo.

¿Qué dice tu vestimenta de ti? Nuestra elección de estilo lleva consigo una variedad de preconcepciones:

  • Elegante: profesional, maduro, organizado. Piensa en Marissa Mayer, CEO de Yahoo.
  • A la moda: joven, vivo, creativo. Ejemplo el fundador de Virgin Group, Sir Richard Branson. • Relajado: distendido, simple, libre de espíritu. Un caso es el del CEO de Facebook Mark Zuckerberg.

Una advertencia: Si todavía no tienes el estátus y el atractivo de las estrellas de los jugadores de poder antes mencionados, es posible que desees evitar la camiseta gris todos los días que usa Zuckerberg, o la chamarra de cuero de Branson para la primera impresión. ¿Dónde queda el 5% restante?

SEGUNDO PASO:

Aseo

No puedes cambiar tu rostro, aunque las Kardashians y otras personalidades de Hollywood ciertamente desafían esta lógica. Sin embargo, todos podemos mejorar nuestra apariencia física a través de la preparación y la higiene. El aseo está en los detalles. Aquí tres cosas que hay que tomar en cuenta para verte bien y mantener una imagen ejecutiva.

  1. Pelo: Manténgase recortado y limpio en las siguientes cinco áreas: cabeza, cuello, cejas, vello facial, y el temido cabello de la nariz. Pelos fuera de lugar causan distracción y un poco de humor incómodo en la audiencia. 2. Dientes: La boca es a menudo un punto focal clave durante las conversaciones. Si no tienes bonitos dientes, trata de arreglarlos. 3. Uñas: Mantenerlas limpias ayuda a mostrar nuestra atención al detalle. Por otro lado, también pueden revelar cualquier hábito nervioso. Tu objetivo debe ser ayudar a tu público a centrarse en tu mensaje mediante la eliminación de cualquier distracción no deseada en tu apariencia.

TERCER PASO:

Lenguaje corporal

Tu cuerpo habla transmitiendo tu seguridad, interés y estado de ánimo. Sólo al ver cómo te paras, la expresión de tu rostro, y las curvas de tu físico, hacemos una serie de suposiciones (que tienden a ser bastante precisas).

Tomar acción: Lleva tu smartphone y pide a un colega que te grabe mientras interactúas con otras personas. Descubre qué mensajes estás transmitiendo a través del uso del lenguaje corporal. Presta especial atención a tu postura, expresión facial, y gestos con las manos.

2019-04-23T11:29:27+00:00

About the Author:

William Knight
error: Content is protected !!