La transformación digital: el futuro inminente

//La transformación digital: el futuro inminente

La transformación digital: el futuro inminente

La disrupción tecnológica se abre camino y otorga nuevas áreas de oportunidad a empresas de dicho rubro.

Por Max Linares*

Es un hecho, la transformación digital ya es parte de nuestro día a día y estamos viviendo una revolución tecnológica que nos compete a todos. Sin embargo, no todos están siendo beneficiados de ello.

A lo largo de los últimos años, las compañías han enfocado sus esfuerzos por transformar sus procesos, y es justo ahora cuando estos cambios generan oportunidades de crecimiento, nuevos negocios, procesos flexibles y, por supuesto, ganancias. Quienes ya adoptaron modificaciones son los mismos de los que ahora el mundo habla: los emprendedores, los líderes y las marcas que dictan tendencias.

Hoy, la disrupción tecnológica se abre camino y ofrece nuevas áreas de oportunidad para aquellas empresas que apostaron a las conveniencias del big data, la nube, la inteligencia artificial y el internet de las cosas, entre muchas otras áreas.

Andrew Byrnes, director de inversiones de Comet Labs, firma de capital de riesgo centrada en inteligencia artificial y robótica, ve valores reales en las nuevas empresas que toman “enfoques basados en datos para problemas específicos de industrias únicas”; se trata de compañías que han aprendido a utilizar las herramientas que les ofrece la tecnología.

Sin embargo, esta transformación aún está por dar su mejor parte. La consultora McKinsey, en su Global Survey, estima que menos de 30% de los esfuerzos por adaptarse a nuevos procesos son exitosas, y en el caso de la adopción tecnológica los números son aún bajos, con solo 16% de acierto.

Mucho de esto se debe en gran medida al factor humano, que va desde el poco interés de los trabajadores hasta la mala planeación de los directivos al momento de ejecutar sus estrategias. Parecería claro que la renuencia al cambio estaría relacionada al miedo a lo nuevo.

La transformación digital en México sigue la tendencia mundial. Nos ha obligado a la reconstrucción y rediseño de los modelos económicos actuales, su éxito radica en la incorporación de las nuevas tecnologías, pero sobre todo en las capacidades de cada empresa u organización para alinearlas de una forma integral a cada una de sus áreas, tomando como actor principal: el factor humano.

La integración del capital humano no está peleada con la realidad de la modernidad. Según comenta Paola Desentis, cofundadora de la consultora Futurecasting, “hoy en día, la innovación es el motor de cualquier economía, además de impulsar el desarrollo de todos los sectores. Debemos poner en primer lugar, los recursos renovables como el conocimiento, el aprendizaje y la experiencia que en conjunto con las nuevas tecnologías detonarán soluciones que impacten en la sociedad”.

No se trata solo de adquirir más computadoras y contratar una conexión de Internet de mayor velocidad, parte importante de este proceso de cambio radica también en la mentalidad de los ejecutantes, de salir de esa zona de confort que, si bien rinde frutos, el apostar al futuro podría significar mayores beneficios.

Futurecasting es justo una compañía que apuesta por la adopción de nuevas tecnologías y la integración de las empresas a la transformación digital al ofrecerles una cartera de servicios enfocados en identificar el futuro de la industria, el perfil de los clientes y el diseño de equipos de trabajo con las habilidades necesarias para tomar decisiones que conecten con los nuevos mercados y tendencias.

Queda claro que la tecnología no se conducirá sola, se requerirá de gente que la encause y encuentre los mejores nichos de oportunidad, donde las estrategias, las experiencias y los resultados tendrán un por qué y un objetivo claro: la satisfacción del cliente.

De acuerdo a la firma de capital humano ManpowerGroup, 81% de los empleadores en México planean aumentar o mantener su plantilla laboral como resultado de la automatización. Su investigación Se buscan personas: los robots las necesitan arrojó datos relevantes como el hecho de que las organizaciones que más están automatizando son las mismas que están creando la mayoría de los puestos de trabajo. Adicionalmente, 38% de las empresas automatizarán las tareas en los próximos dos años, y 30% creará más puestos de trabajo, cuatro puntos porcentuales por arriba de aquellas que no contemplan la modernización de sus procesos. La consultora IDC Latinoamérica prevé un incremento en inversión en materia de transformación digital de 25%, lo que significa 57 mil millones de dólares para 2020.

En su nuevo libro, Transforming Legacy Corporations: Turn Your Established Business Into an Innovation Champion to Win the Future, Kris Østergaard, cofundador y Director de Aprendizaje e Innovación en Singularity University Nordic, sugiere que las grandes empresas deben renovarse en tres vías: optimizar, aumentar y mutar a la innovación, lo cual favorecería su sobrevivencia en un mundo cambiante.

KPMG expone que las compañías, a través de sus directivos, están optimistas sobre la economía y las oportunidades que ofrece la disrupción, para lo cual se requiere la combinación de ingenio y realismo para conducir el crecimiento que se avecina ya con la transformación digital.

* El autor es co-Founder / President Futurecasting
2019-07-17T15:21:32+00:00

About the Author:

Olivia Toledo
error: Content is protected !!