Liderazgo vs. talento

//Liderazgo vs. talento

Liderazgo vs. talento

En las empresas, el líder y el talentoso tienen diferentes funciones: uno inspira y el otro es el estratega práctico.

¿Alguien me explica por qué tanta obsesión con el liderazgo?

Para empezar, me choca la tragedia que se desata con la presunta escasez:

– ¡Qué poco liderazgo hay en la industria, en la política, con los millennials que aún no tienen su propio negocio!… #unkleenexporfa #alltogethernow

Siguiendo con:

– En todo puesto es requisito indispensable ser líder.

Y rematando con:

– Pero que sepa seguir órdenes, que no descarrile al equipo y que se adapte al presupuesto.

¡Basta!, en serio basta.

Entiendo que en las empresas quieran tener gente motivada, comprometida, leal, capaz de influir, que aporte… pero eso también viene en el paquete del nunca bien ponderado “talentoso”.

¿Cómo es esto?

Digamos que si el liderazgo y el talento fueran miembros de un equipo de basquetball, el liderazgo sería el jugador estrella: carismático y galán que tiene una agilidad promedio, pero que mide 2 metros.

Por ende, el talento sería el miembro del equipo que lleva jugando desde que sabe botar una pelota, entrena diario, pasa el balón y además practica atletismo para saltar más alto y lanzar con mejor puntería.

Cada quien tiene una definición propia del liderazgo, pero todos coincidimos en que el concepto es principalmente emocional.

Un líder, en mi definición, es alguien que se permite tener un pensamiento autónomo, retar el status quo, tomar riesgos y alcanzar sus metas aunque sea por caminos poco ortodoxos.

Además, el líder tiene un gran carisma para convencer a la gente en sumarse al proyecto y está “enamorado” del reto.

Y esa pasión es cegadora porque normalmente vemos las cualidades del liderazgo y minimizamos las sombras, por ejemplo: su terquedad, su habilidad (y gusto) para discutir y subir la temperatura de la sala de juntas, ser control freak y cierto grado de maquiavelismo para pedir perdón en lugar de permiso.

A lo que me refiero con esto es que el liderazgo es una característica que resulta sumamente atractiva debido a que no todos la tienen.

¿Te imaginas el caos que tendrían las empresa si el 80% de sus empleados fueran líderes? Ponerlos de acuerdo sería imposible y el trabajo nunca se llevaría a cabo.

Por lo tanto, ¿cuál es la prueba evidente para saber que alguien es un líder?

La respuesta es: la cantidad de gente que lo sigue. Pero quién se busca que sea esa gente. Obviamente los talentosos.

Los talentosos están “enamorados” de los resultados que pueden generar con su preparación y conocimientos. Sin ellos, literalmente no existe el negocio.

Ellos son los estrategas prácticos, quienes bajan de las nubes al líder y logran estructurar los tiempos, estándares y una mejora continua.

La aportación de estas personas es tanta o más importante que la del líder, y el que se les reconozca por sus conocimientos y habilidades activa en el talentoso la energía para sobreponerse a cualquier obstáculo, independientemente de su conexión emocional con la tarea.

Otra factor importante a contemplar es que el talentoso tiene la habilidad del “liderazgo situacional”.

Si se le pone al frente para llevar un proyecto a buen término porque él es experto en el tema y se le explica con claridad cuál es el objetivo, se sentirá autorizado para tomar el timón.

Tal vez no lo sigan por su gran carisma, pero sí por su conocimiento y capacidad de entender los requerimientos más sutiles de la tarea.

El talentoso es el que, generalmente sigue las reglas, colabora con la gente que complementa su área de conocimiento, apoya y asesora al líder que lo valida al confiar en sus capacidades.

Por lo tanto mi recomendación es que se analice muy bien en qué puestos se requiere cada estilo (liderazgo o talentoso), además de procurar el ambiente correcto para que destaquen, ofrezcan y multipliquen su potencial.

Capacita, desarrolla y retén al talento; inspira, reta y cuestiona al liderazgo.

2019-08-07T09:05:58+00:00

About the Author:

María Elena Platas
Es headhunter y coach especializada en desarrollo del talento y búsqueda de ejecutivos para niveles directivos. Es asociada en Caldwell Partners.
error: Content is protected !!