Cinco de cada diez empleados señala que la principal motivación para permanecer en una compañía son sus colaboradores.

 

La clave para enfrentar los grandes desafíos que tienen las empresas alrededor del mundo radica en las personas.

Enfocar los esfuerzos en los colaboradores es una de las mejores formas para superar los retos de hoy en día, entre los cuales se encuentran las expectativas de los clientes, los nuevos competidores y las nuevas demandas de la fuerza de trabajo.

Así lo revela el informe, “Powering a People-First Culture”, de Globant, cuyos principales hallazgos resaltan el vínculo directo que existe entre las conexiones personales cercanas y el fortalecimiento de la cultura organizacional.

De acuerdo con los resultados, para el 51% de los encuestados la principal motivación para permanecer en una compañía son sus coworkers, esto sin importar su cargo o posición dentro del organigrama.

“El estudio expone una necesidad urgente: las organizaciones deben acentuar la experiencia del colaborador o se arriesgan a perder grandes talentos.

“Ciertamente, vivimos en una época en la que los negocios necesitan transformarse digitalmente, no obstante, para que eso funcione, primero deben hacerlo culturalmente”, explica Guibert Englebienne, co fundador y CTO de Globant.

Dos de cada tres trabajadores (62%), de acuerdo con la investigación, desean conocer más a sus compañeros y cuatro de cinco (83%) considera que hacerlo les genera un mayor compromiso con los valores de la compañía.

En este aspecto resalta el rol crítico que juegan las experiencias digitales para mejorar las vivencias de los colaboradores, pues muchas veces las empresas no cuentan con la tecnología correcta para cubrir esa necesidad, en especial las firmas globales que tienen personal en varias partes del mundo.

Lo anterior parte del hecho de que la mayoría de las tecnologías se enfocan casi exclusivamente en sistematizar el proceso de recursos humanos y no en crear experiencias significativas para los empleados como una forma de apuntalar la cultura de la empresa.

Esta omisión se refleja en que 9 de cada 10 entrevistados explicó que la contratación de nuevo talento por parte de RH ha sido un desafío en sus lugares de trabajo y casi el mismo número considera la alta rotación laboral como un reto latente.

“Muchas organizaciones creen que la cultura organizacional es su verdadero diferenciador, por lo que cada vez más tienen en cuenta el impacto de su visión, valores y relación con los colaboradores. Nuestra experiencia en Globant nos muestra que para muchas compañías, el rol que la tecnología tiene, representa una oportunidad significativa para difundir la cultura de la empresa ”, abunda Ignacio Marseillan, Managing Director de Future of Organizations en Globant.

“Nuestra plataforma cultural, StarMeUp OS, nos ha ayudado a crear relaciones dentro de la compañía sin importar el rol o la geografía. Además de unir a los empleados, brinda datos que ayudan a los líderes a descubrir talento oculto y tener una mejor perspectiva de la estructura interna de las empresas y saber cómo seguir moldeando de manera efectiva la cultura de una organización”.

Para conocer más sobre el estudio, da click aquí.