Rosa Eseverri, directora de marketing de Dickies, profundiza en estas recomendaciones que pueden hacer la diferencia en el proceso de fidelización.

Fotos: Dickies

Al ser el primer punto de contacto, el trabajador debe hacer sentir al cliente que está en las mejores manos.La confianza es uno de los pilares de un negocio exitoso, porque una vez que un comprador genera un vínculo con una empresa gracias a su ejemplar atención al cliente, ésta deberá hacer todo lo posible por mantenerlo y proyectarlo a extensiones de su marca. 

Los empleados son los embajadores de una compañía y la extremidad más valiosa, ya que son un factor decisivo para que el consumidor se sienta como en casa. Por lo anterior, es importante evaluar cuáles son los puntos más importantes para construir o reforzar una relación de confianza entre el trabajador y la clientela. 

1.- Ser un especialista. Entre más domine las características y especificaciones del producto y/o servicio, el trabajador tendrá mejor interacción con el consumidor. De esta manera, las personas que se acerquen a consultarlo lo percibirán como un experto que resuelve sus dudas y acudirán a él o ella porque saben que está al tanto de sus necesidades comerciales. 

2.-  Actitud resiliente.  Relacionarse con clientes conlleva innumerables sorpresas, para bien o para mal. El empleado debe estar siempre preparado y ser capaz de adaptarse a cualquier situación y actuar en consecuencia. Si recibe una capacitación específica sobre cómo afrontar situaciones inesperadas y gestionar su inteligencia emocional, ningún escenario representará un reto mayor. 

3.- La imagen. “En un entorno empresarialla primera impresión sí cuenta”, subraya Rosa Eseverri, directora de Marketing de Dickies en México. “Al hacer que sus empleados porten uniformes que los hagan lucir profesionales y que les aumente la moral, los clientes que acudan por primera vez a un negocio sabrán con quién dirigirse sin dudarlo”, agrega. 

Para Eseverri, las principales cualidades en una vestimenta laboral son su funcionalidad de acuerdo al trabajo, diseño estético y durabilidad a largo plazo. Dichas características, afirma, son producto de las observaciones que, durante años de experiencia, Dickies, como marca líder de ropa de trabajo, ha realizado, las cuales han dejado satisfechos a sus clientes desde la primera vista. 

4.-  Siempre positivo. Aunque parezca una recomendación obligada, algunos trabajadores no siguen esta regla esencial. Una postura positiva puede marcar una gran diferencia en las experiencias de compra. Una frase que un manager, director, o líder de recursos humanos debe repetir es “Trátalos como te gustaría que te trataran a ti”. 

5.- Nunca descuidar sus necesidades. Tras la pandemia se hizo evidente la responsabilidad de emplear y ampliar canales alternativos de interacción con el consumidor. Principalmente en lo que respecta a hacerles llegar el producto o servicio en los métodos que más se ajusten a sus condiciones, ya sea de forma presencial, en línea o a domicilio.

¡Vuelva pronto!

Vivimos en una era en la que la población tiene acceso sin precedentes a plataformas en las que manifiesta sus puntos de vista en cuestión de segundos. Una sola reseña negativa derrumba años de trabajo, por ello las empresas procuran mantener la calidad en la atención y la confianza al máximo, con los empleados como la primera línea de relacionamiento. 

Si quieres conocer las prendas de Dickies, elaboradas con altos estándares de resistencia y calidad, te invitamos a visitar www.dickies.mx.