Detectar momentos complejos es vital para asegurar la permanencia y los resultados de las empresas.

 

Derivado de la crisis, la percepción de los negocios ha cambiado y grandes lecciones se aprenden constantemente. El retorno a la “nueva normalidad” nos permite ver oportunidades que antes no teníamos presentes para iniciar, darle un giro o sacar el máximo provecho a nuestra empresa.

De acuerdo con Ursula Quijano, Directora de Estrategia e Impacto en Victoria147, Academia de Negocios para Mujeres, actualmente puede ser un gran momento para las mujeres en los negocios.

“Ahora es el momento de visualizar a dónde queremos llevar nuestro emprendimiento para tener un verdadero impacto y fortalecer la relevancia de las mujeres en el panorama empresarial y económico del país”.

Ante ello, Victoria147 presenta cinco claves de emprendimiento que puedan ayudar a las mujeres a fortalecer, consolidar o generar su propia empresa:

 

1. Entender que NO estás sola

Crear una red de apoyo, conocer a otras emprendedoras, generar alianzas y colaboraciones que te permitan fortalecer tu red de contactos es crucial para el éxito de tu negocio. El trabajo colaborativo siempre dará mayores frutos y esto puede permitirnos crecer juntas, como mujeres de negocios.

 

2. Cualquier idea de negocio es válida

El miedo al fracaso es uno de los principales factores que frenan a las emprendedoras. Entender que no es el qué sino el cómo es la clave para llevar a cabo tu propósito. Lo ideal es constantemente analizar tu modelo de negocio, retarlo y estar siempre abierta a la retroalimentación de tus clientes, amigos y familiares.

 

3. Nunca desconfíes de tus propias habilidades

De acuerdo con un estudio de Global Entrepeneurship Monitor, las mujeres de países como México son menos propensas a creer que tienen las habilidades necesarias para emprender. Si bien siempre hay áreas de oportunidad a mejorar y en las cuales continuar creciendo, es importante comprender que tú eres la que tiene mayor conocimiento de tu empresa y hacia dónde quieres llevarla.

 

4. No pierdas de vista al entorno

Muchas veces al estar tan enfocadas en nuestro emprendimiento, borramos por completo del panorama al resto del mundo, cuando el mismo te dirá si tu negocio funciona o puede mejorarse. Como mujer de negocios, el tener siempre presente “the big picture” puede ayudarte a tomar mejores decisiones.

 

5. Capacítate, aprende y ponlo en práctica

Como mujeres de negocios, es imposible saberlo todo, pero siempre se puede saber un poco más. Aprovecha el tiempo en casa, toma cursos, asiste a webinars que sean de tu interés, descubre las mejores prácticas de tu industria y una vez hecho esto, analiza como puedes ponerlo en práctica para llevar a tu empresa al siguiente nivel.