Entornos más saludables y modelos de trabajo más flexibles son solo dos de las tendencias que veremos en todas las industrias por el Covid-19.

Por Héctor Meza*

Cuando la pandemia comenzó, muchas personas adoptamos las recomendaciones sanitarias con la idea de que se trataba de medidas pasajeras, y que todo volvería a la normalidad en poco tiempo. Sin embargo, ya vemos acercarse el último trimestre de 2020 y el Covid-19 se ha vuelto parte de nuestras vidas, generando cambios en nuestra forma de vivir y de trabajar.

Esta situación ha obligado a empresas y organizaciones de todos los tamaños a explorar qué significarán tales transformaciones y cómo adaptarse sin afectar la productividad y eficiencia de los procesos de negocio.

¿Qué cambios podemos esperar en lo que resta de 2020 y, quizá, más allá? Aunque la nueva normalidad variará de una empresa a otra, así como la manera de abordarla; es probable que ciertas tendencias las veamos en todas las industrias.

 

1. ENTORNOS MÁS SALUDABLES

Para los mexicanos, la principal preocupación en este momento de crisis sanitaria, es la salud física de su familia (86%), de acuerdo con datos del Índice de Seguridad de Unisys 2020. Por esto es importante que los negocios se aseguren de crear espacios saludables donde sus clientes, colaboradores, socios, proveedores, entre otros de sus stakeholders, sepan que están ubicados en un entorno limpio y seguro.

Garantizar que los colaboradores están seguros dentro de las instalaciones y de la cadena de suministro, nos ayudará a proteger la reputación de la marca y generar confianza. Sin duda, las empresas que proporcionen medidas higiénicas e integren el mejor saneamiento de su clase, ganarán la mayor confianza entre los stakeholders.

 

2. MODELOS DE TRABAJO MÁS FLEXIBLES

Para mantener el distanciamiento social, las empresas permitieron a sus colaboradores instalar su oficina en casa hasta que la situación se superara. Sin embargo, esta disposición provisional se ha extendido por más tiempo y algunas organizaciones han comenzado a repensar sus políticas de trabajo remoto. Este aumento tendrá un impacto significativo en las empresas, y probablemente veremos a muchas pasar a modelos de lugares de trabajo más flexibles.

Ya sea que decidamos por una modalidad híbrida o 100% remota, lo importante es reconsiderar todos los procedimientos, desde el reclutamiento, los instrumentos para