Cerca de $8 mil 300 millones de dólares es lo que perderán las aerolíneas en Latinoamérica entre este y el próximo año.

 

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) prevé un panorama bastante complicado para las aerolíneas en América Latina el siguiente año, a pesar de que se prevé que en el primer trimestre podrían comenzar a distribuirse varias vacunas contra el coronavirus.

Para el cierre de este año, la IATA estimó que las aerolíneas de la región perderán $5 mil millones de dólares, mientras que para el próximo año se espera que las pérdidas sean por alrededor de $3 mil millones de dólares, para un total de $8 mil 300 millones de dólares entre 2020 y 2021.

Aunque este año será será el de peor desempeño para las aerolíneas, el 2021 mantendrá los números de las aerolíneas comerciales de Latinoamérica en rojo.

Debido a que no cerraron sus fronteras aéreas y se inclinaron por mantener la mínima operación en mercados e internacionales, México y Brasil son los países que mejor se han recuperado.

En el caso de México, las reservaciones de vuelos al 19 de diciembre registran una caída de 47.7%, mientras que para Brasil la baja es de 54.4%, en ambos casos frente a la misma temporada del año pasado.

Las bajas de dichos países son pequeñas comparadas con el desplome de 78.7% de Paraguay y el 74% de Argentina.

Para países como Argentina, Colombia o Perú, que cerraron sus fronteras aéreas durante casi 7 meses, limitando la conectividad intraregional y otros destinos europeos, la perspectiva no es nada alentadora.

Antes de la pandemia, Latinoamérica y El Caribe tenían conexión con 1,780 pares de ciudades vía aérea pero con el COVID-19  dicha conectividad se redujo en más del 60% y con ello, en el momento crítico de la crisis, apenas había 680 pares de ciudades conectadas vía aérea.