El reto que enfrentan actualmente las empresas es gestionar el tráfico de personas y adaptar sus instalaciones al desconfinamiento.

Por Alain Bissada*

 

Las organizaciones han ajustado su flujo de trabajo para garantizar la seguridad de sus empleados durante la pandemia.

De acuerdo con la encuesta elaborada por INEGI en México, durante el periodo de confinamiento, 50% de las empresas han implementado paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención.

En América Latina, el 96% de las organizaciones han implementado el teletrabajo, en menor o mayor escala.

Sin embargo, algunos gobiernos han comenzado con las fases de reapertura. En México, por ejemplo, el Gobierno Federal estableció el Semáforo COVID-19 para determinar y orientar a los diferentes estados y municipios sobre la movilidad que cada uno debe tener durante la pandemia según el riesgo de contagio.

En otros países se están también empezando a implementar estrategias para reactivar la economía de forma segura, por lo que es importante que las empresas y negocios estén preparados para dar inicio a la nueva normalidad, mientras se mantiene la seguridad en las organizaciones.

A medida que los empleados regresan gradualmente al trabajo, las empresas requieren establecer una forma eficiente y segura de gestionar el aumento de tráfico.

Adaptar las instalaciones para fases de confinamiento y desconfinamiento no es tarea fácil. Cada vez más empresas están recurriendo a la tecnología para facilitar estos procesos y, en este caso, hablaremos de cómo los sistemas de seguridad en varias industrias pueden ser un gran aliado para la situación actual.

 

CONTROL DE AFORO EN TIENDAS

A medida que las empresas con servicio al público empiezan a reabrir sus negocios, están buscando formas de alinear las medidas de bioseguridad en cumplimiento con las regulaciones de distanciamiento físico para mantener a su personal y clientes seguros.

Para hacer cumplir estos estrictos lineamientos de ocupación, deben hacer algo más que contar la cantidad de personas que ingresan a sus instalaciones: tienen que saber cuántas personas hay dentro de una tienda o restaurante, monitorear continuamente estos datos y tomar medidas tan pronto se alcancen los límites de aforo.

Muchas organizaciones lo están haciendo de manera manual, asignando uno o varios empleados para cumplir estas reglas, pero existe una manera más eficiente y efectiva de hacerlo.

Hoy existen herramientas de analíticas de video e informes que permiten a las organizaciones aprovechar su sistema de seguridad para contar de manera automática la cantidad de personas en una tienda o área comercial, visualizar datos y alertar a los empleados cuando se alcanzan los límites de ocupación.

Los informes de auditoría también se pueden producir fácilmente para demostrar el cumplimiento de las regulaciones de distanciamiento físico.

 

SEGURIDAD PARA EL PERSONAL EN HOSPITALES

Durante la pandemia, muchas instituciones de salud han encontrado formas creativas de usar la tecnología para responder a la crisis.

Las enfermeras de varios hospitales en Estados Unidos, por ejemplo, usan cámaras IP con intercomunicadores incorporados para comunicarse con pacientes, en lugar de interactuar físicamente con ellos.

Esto es muy útil, ya que así pueden hacer rondas virtuales para revisar a los pacientes de forma remota y comunicarse con ellos sin necesidad de quitarse los guantes, los uniformes o cualquier otra prenda si se estuvo previamente con un paciente de alto contagio.

Asimismo, los centros de salud también están creando informes de contagio usando sus sistemas de control de acceso o sensores de localización en tiempo real RTLS (por sus siglas en inglés).

Una vez que se detecta un posible contagio, se puede saber con qué pacientes estuvieron los empleados y qué puerta usaron, para luego comunicarse con esas personas.

Por otro lado, uno de los desafíos ha sido encontrar soluciones para racionalizar y controlar el acceso a los equipos de protección personal (EPP). Ahora más que nunca, el EPP tiene una gran demanda, por lo que requieren ser cuidados y monitoreados.

Existen empresas de software de seguridad unificada que han ayudado a crear un sistema de administración de dispensario para equipos e insumos médicos, unificado al sistema de control de acceso y videovigilancia.

En este sistema, el personal autorizado tiene una credencial que la presenta en la lectora del quiosco del dispensario. Al obtener acceso al sistema, el personal puede escoger los insumos que necesita y reportarlos en el sistema. Toda transacción es guardada junto con la grabación de video para su trazabilidad. Esto ayuda al departamento de seguridad a identificar robos y tendencias de uso de los insumos.

 

ESTANDARIZACIÓN DE PROCEDIMIENTOS

Las organizaciones utilizan diferentes tecnologías para medir la temperatura de las personas y detectar posibles contagios. Sin embargo, una vez se detecta el contagio, ¿cuál es el procedimiento a seguir y qué trazabilidad se le está dando al registro de contagio?

Hoy en día existen soluciones que permiten estandarizar los procedimientos que los encargados de hacer la inspección deben seguir.

El sistema digitaliza el cuestionario de inspección utilizado por la organización y guía al personal de admisión a través de cada paso para identificar a las personas que requieren una evaluación adicional. También centraliza los datos reunidos y envía de forma automática notificaciones a los supervisores sobre el contagio de alguno de sus subalternos.

Con este tipo de sistemas, organizaciones en diferentes industrias pueden acelerar considerablemente el proceso de inspección, manteniendo al mismo tiempo el cumplimiento de las normas de seguridad y reduciendo al mínimo la disrupción operacional.

 

CONTROL DEL FLUJO DE TRÁFICO EN LAS OFICINAS

Asegurar su establecimiento en confinamiento introduce desafíos únicos para la seguridad de su organización. Las regulaciones locales obligan a las organizaciones a aplicar un control de acceso más estricto.

Permitir o restringir el acceso de los empleados a ciertas partes de un edificio es una forma de mantener el distanciamiento social en su organización. Esto les recuerda a los empleados las áreas por las que pueden transitar, mientras llevan un registro de sus movimientos generales, ayudando a mantener la seguridad de todos los que estén en su área.

La capacidad de ajustar rápida y fácilmente la configuración del sistema de control de acceso para controlar el flujo en la oficina es clave, ya que una pandemia es impredecible y está en constante evolución.

Por otro lado, la ausencia de personal en sitio es otro factor clave que afecta a la seguridad de la organización durante el confinamiento.

En estos casos, es importante que las empresas cuenten con un sistema de control de acceso que les permita hacer las configuraciones de forma remota y gestionar el acceso de sus empleados y visitantes desde cualquier parte.

En conclusión, hemos visto cómo la tecnología de la seguridad física puede ayudar a empresas en diferentes industrias a responder ante la pandemia actual.

Sin embargo, esto es solo un ejemplo de cómo un sistema de seguridad física avanzado lo puede beneficiar en sus operaciones e inteligencia de negocios. Hoy en día, donde los presupuestos de muchas empresas se han reducido, es importante encontrar soluciones que vayan más allá de su propósito inicial y den un valor

agregado en diferentes áreas de la organización. En este sentido, te invitamos a que te preguntes si tu sistema de seguridad actual te brinda estos beneficios y si le estás sacando el mayor provecho a dicha inversión.

* Director Sénior para Canadá y México Genetec Inc.