Compliance, la nueva asignatura en los negocios

/, PrimeZone/Compliance, la nueva asignatura en los negocios

Compliance, la nueva asignatura en los negocios

Para evitar casos como de corrupción como Obedrecht, el tema del cumplimiento en las organizaciones resulta clave.

Por Arturo Castro*

Recientemente fuimos testigos de las afectaciones que tuvieron empresas privadas y gobiernos de diferentes países de Latinoamérica como parte del escándalo de corrupción que provocó la compañía Obedrecht. Funcionarios públicos, directores de empresas, presidentes y secretarios de Estado se vieron involucrados en este caso -el más grande hasta el momento- de distribución de cuantiosos sobornos.

Desafortunadamente, este no es un hecho aislado. A lo largo de la última década, más de una decena de casos con repercusión a nivel global han confirmado que el flagelo de la corrupción en la región existe tanto en el sector privado como el público. De hecho, los casos más notorios suelen contar con la participación de ambos.

A pesar de que se han promulgado una serie de leyes anticorrupción durante los últimos años fue, precisamente, esta reciente onda de escándalos de corrupción en la región, lo que ha acelerado la búsqueda de mecanismos de control por parte de empresas y gobiernos.

La regulación de las negociaciones y contratos tanto entre privados como entre empresas y el sector público, ya son prácticas plenamente desarrolladas tanto en Estados Unidos como en diversos países europeos; sin embargo, en el mercado latinoamericano aún se trata de un escenario complejo.

Incluso con este avance en los procedimientos y controles para el combate de la corrupción en el mundo, el último estudio de Transparencia Internacional, publicado a comienzos de este año, no ha mostrado ninguna mejoría en la percepción de la corrupción en Latinoamérica.

De ahí que la administración fraudulenta de fondos públicos y privados sea un problema que necesita ser resuelto para que el pleno desarrollo de la región se haga realidad.

Para ello, es necesario que las entidades –públicas y privadas- implementen mecanismos de control, análisis y de seguimiento relacionados al compliance que, precisamente, disminuyan el posible vínculo con acciones como corrupción, lavado de dinero, narcotráfico, listas negras y otros, que afecten tanto la imagen del negocio como de sus representantes.

Apegarse a regulaciones de compliance representa un enorme desafío para las empresas; sin embargo, en la actualidad podemos encontrar modernas plataformas web que brindan empresas especializadas en la gestión de información y bases de datos comerciales, las cuales promueven la transparencia y el cumplimiento requerido para establecer alianzas y contratos de manera certera y confiable.

Gobiernos con controles más rígidos como el de Estados Unidos, Inglaterra y Japón utilizan este tipo de servicios para optimizar procesos y garantizar la veracidad y honestidad de socios y proveedores, combatiendo así la administración fraudulenta de fondos y la contratación de proveedores con antecedentes negativos.

Al contar con acceso a este tipo de bancos de información, las empresas alrededor del mundo pueden protegerse para no vincularse en situaciones ilícitas y obtener beneficios como:

CRECIMIENTO DEL NEGOCIO. Los asuntos de compliance son responsabilidad de los niveles más altos y estratégicos de una empresa; por lo que hoy en día es necesario verificar quiénes son los clientes, proveedores y otros socios a la velocidad en la que se realizan las negociaciones para impulsar el crecimiento de las ganancias sin exponerse a riesgos y, además, implementar políticas de Compliance internacionalmente consistentes.

MEJORES TOMAS DE DECISIÓN. Gracias a las nuevas tecnologías, podemos incorporar datos a escala internacional, lo que permite a las organizaciones estar bien informadas, reaccionar con rapidez y estar preparadas para investigaciones y auditorías de regulaciones.

TRANSPARENCIA. Con estas poderosas bases de datos comerciales globales, se puede ayudar a que los equipos verifiquen la identidad de entidades e individuos, a validar quiénes son sus accionistas y beneficiarios finales.

Al monitorear entidades a escala global vía un tercero que ofrece estas bases de datos, se puede obtener información confiable –y de manera continua– para entender a profundidad quiénes son las empresas con quienes se desea hacer negocios, y saber con cuáles sería mejor evitarlos.

Cuando una organización, sea pública o privada, adquiere esta clase de soluciones enfocadas al compliance, las probabilidades de asociarse con empresas o individuos con antecedentes negativos disminuyen considerablemente.

De tal manera, debemos apoyarnos en aquellas empresas especializadas en soluciones para la gestión de proveedores y clientes, con acceso a sofisticados programas y plataformas de acceso a información, además de informes y reportes comerciales, para contar con poderosas herramientas que prevengan la mala administración de fondos.

En el mercado actual de los negocios podemos encontrar instrumentos que fomenten la transparencia; sin embargo, la responsabilidad de tomar las decisiones más apropiadas en cada caso, queda en manos de los gobiernos y de las empresas.

* El autor es CEO de CIAL Dun and Bradstreet, México
2019-12-02T09:44:26+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!