Por el Covid-19, en Latinoamérica cerrarán más de 2.7 millones de empresas y se perderán 8.5 millones de de puestos de trabajo.

 

El panorama en América Latina, y en el mundo entero, se vislumbra sumamente complicado, pues la crisis económica originada por la pandemia del coronavirus impactará al empleo y elevará los índices de pobreza y desigualdad.

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) cerrarán más de 2.7 millones de empresas formales en la región, lo que desembocará en una pérdida de 8.5 millones de puestos de trabajo.

Los trabajos menos tecnificados, advierte la Comisión, que son los que no se pueden llevar a cabo a la distancia, serán los más afectados, agravando la desigualdad.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte que la desaparición de empresas en 2020 hará complicado que se recuperen los niveles de empleo y ha recomendado políticas de apoyo que van desde créditos para empresas pequeñas y prórrogas fiscales hasta redes de protección social.

En el primer trimestre del año se perdieron 5.4% de las horas de trabajo en el mundo, lo que equivale a 155 millones de trabajos de tiempo completo, respecto al cuarto trimestre de 2019, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el segundo semestre del 2020 se prevé que se pierdan el 14% de las horas de trabajo, lo que equivale a 480 millones de empleos.