Para evitar la propagación del coronavirus es importante entender las diferencias entre las medidas que se están tomando en todo el mundo.

 

Cada día suman más personas con coronavirus alrededor del mundo, por lo que resulta vital conocer las estrategias de salud pública que ayudan a prevenir la propagación del Covid-19.

 

AISLAMIENTO

 Un diagnóstico de Covid-19 desencadena el aislamiento.

El aislamiento es para aquellos que ya están enfermos y sirve para mantener a los infectados alejados de las personas sanas para detener la propagación del virus.

Por lo regular el aislamiento se realiza dentro de un hospital o centro de salud para poder contar con supervisión médica.

 

 

CUARENTENA

La cuarentena se aplica a personas y comunidades que han estado expuestas a una enfermedad contagiosa, como el coronavirus, y que pueden o no estar enfermas.

Es una medida tomada durante un lapso de tiempo para evitar o limitar el contagio, pues se restringe el movimiento de las personas.

En el caso del coronavirus, la cuarentena fue aplicada a personas que viajaron a los países con la enfermedad por un período de hasta 14 días.

 

 

DISTANCIAMIENTO SOCIAL

El distanciamiento social debe ser practicado por todos, estén o no expuestos al virus.

En el caso del coronavirus (Covid-19), el distanciamiento social ha sido la medida más adoptada por los gobiernos para evitar el contagio.

El distanciamiento social fue una de las primeras medidas tomadas por la Organización Mundial de Salud (OMS) como forma de combate al coronavirus.

Este amplio conjunto de medidas incluye evitar saludar de mano y beso, eventos multitudinarios, permanecer al menos a 2 metros de distancia de las personas y, lo más importante, quedarse en casa si uno se siente enfermo.