Lionel Arce lidera con gran éxito a Complejo Agroindustrial Beta.

Luego de más de dos décadas en Beta, el ingeniero industrial Lionel Arce conoce perfectamente la compañía. Su carrera es una muestra de constancia y compromiso, pues él llegó a la compañía como Gerente de Planta de Producción, puesto en el que tenía a su cargo las plantas procesadoras dedicadas al empaque de productos frescos.

Posteriormente se enfocó en la parte comercial del espárrago, el único producto que la empresa producía en ese entonces, lo cual le valdría asumir el cargo de Gerente Comercial y, a la postre de demostrar su liderazgo, ascendió a Gerente General en el año 2005.

“Conocía a la empresa desde sus inicios. No me fue muy difícil poder adaptarme a los requerimientos de la familia Matta, quienes son los fundadores de Beta. Lo más complejo fue entender el trabajo en el campo, ya que yo no tenía una formación técnica en la parte agrícola y eso me obligaba a aprender sobre la marcha”, recuerda.

El directivo destaca que, en el rubro de alimentos, en el que compite Beta con presencia de productos en todo el mundo existen una serie de variables que las compañías deben enfrentar con pericia en el día a día, tanto en el Perú como en los países a los que llegan sus productos.

Cabe destacar que Beta se ha consolidado como una de las empresas que genera más puestos de trabajo en el país, con una fuerza laboral de 11,000 personas aproximadamente, lo cual repercute positivamente en la “canasta aspiracional” de cada uno de sus colaboradores.

“La agroindustria es el segundo generador de divisas de este país, que es predominantemente minero, y brindamos oportunidades laborales para miles de personas. Somos un puntal importante en la economía del Perú y es un sector que sigue creciendo”, señala.

En cuanto al mercado exterior, Beta entrega alimentos de alta calidad, seguros y muy bien trabajados para satisfacer la enorme demanda mundial.

Competir en el extranjero es un factor que, según Arce, ha empujado a muchas empresas peruanas a incrementar su nivel de profesionalismo para brindar al consumidor los mejores productos a precio justo.

Lionel Arce recuerda que, en su primer año de operaciones, la facturación fue de 1.3 millones de dólares (MDD) y, actualmente, esta cifra bordea los 180 MDD.

“Tenemos un plan de crecimiento con agricultura intensiva y perenne. Lo que tenemos sembrado hoy día será nuestro crecimiento en tres años. Al momento hemos sembrado para poder llegar a los 250 millones de dólares”, señala.

Beta se aboca a seguir desarrollando el espárrago, su producto bandera, además del arándano, que se ha posicionado fuertemente y que se encuentra en etapa de expansión. Se suman la uva, de la cual es uno de los principales productores y exportadores del país, con variedades tradicionales y patentadas, además de la palta (aguacate), que también es uno de sus productos líderes.

“Tanto en arándano como en palta estamos en plena etapa de crecimiento. La inversión ya está hecha y eso nos llevará a incrementar nuestra facturación en alrededor 250 MDD para el 2021-2022”, apunta.

Subraya que hace 25 años, cuando nació la compañía, su enfoque de negocio se limitaba a la parte productiva, es decir a la siembra y generación tanto en la planta como en el campo; sin embargo, hace unos cuatro años se dieron cuenta de la necesidad de cambiar el modelo de negocio.

“La tecnología se ha vuelto una herramienta muy importante en cada una de las zonas de producción y en las áreas de soporte. Cuando las áreas de producción tienen mejor información, pueden hacer una mejor gestión de los recursos con los que trabajamos”, explica.

Debido a ello, Beta se ha dado a la tarea de inyectar importantes recursos económicos para la tecnología en los campos y las plantas de producción, con la incorporación de maquinaria cada vez más eficiente que permite disminuir costos de producción e invertir en mejores condiciones para su personal.

Beta cuenta con operaciones en toda la costa del país y, próximamente, en la ciudad de Arequipa, lo que suma una extensión aproximada de 2 000 kilómetros.

“Los mercados van a seguir teniendo el comportamiento que tienen actualmente. Están desabastecidos en algunos momentos y nosotros entramos a abastecerlos; por otro lado, la competencia hace que las ventanas se vayan cerrando y, por ende, los precios se vayan normalizando.

“Ese proceso nos tiene que encontrar a nosotros con la excelencia productiva. Si somos excelentes productores vamos a poder ser rentables cuando los mercados comiencen a tener algunas dificultades”, subraya.

Dado que el mercado se rige por oferta y demanda, asegura que en Beta entienden que, para poder ofrecer mejores precios, requieren operar con eficiencias tanto en el campo como en las plantas de producción. Esta fortaleza les permite reducir costos en la producción para ser eficientes y mantenerse con regularidad; como lo han hecho consistentemente en el caso específico del espárrago.

“Esto nos diferencia del resto de empresas, porque nos permite tener productos a precios muy competitivos en momentos donde el mercado está sumamente complicado. Adicionalmente, hemos ido entendiendo que el producto fresco puede complementarse muy bien con procesados, manejando los mismos tipos de fruta u hortaliza”.

Beta mantiene su alto nivel de competencia gracias a haber realizado importantes inversiones en equipos de última generación para sus operaciones, dado que es una empresa que demanda el más alto nivel de calidad y excelencia en sus productos. También ha sabido gestionar su relacionamiento con diferentes públicos, lo que incrementa el valor de su producto.

Para lo anterior, por ejemplo, establecer lazos de unión con proveedores de primer orden ha sido clave en su estrategia.

“Juntarte con las empresas correctas te potencia porque terminan cubriendo parte de las actividades que no puedes realizar, ya sea para complementar la producción o porque estás buscando incorporar otra parte del negocio en el que no has desarrollado un expertise suficiente como para poderlo cubrir.

“En la medida en la que puedas encontrarlo en los aliados estratégicos, vas a poder ir creciendo y desarrollando mejor y más eficientemente las actividades”, comenta.

Para tener un aliado estratégico, añade Arce, la compañía debe asegurarse que esta unión potencie por igual a ambos aliados, al producto y al consumidor final.

Para el tema de adquisiciones, Beta cuenta con un área encargada de la excelencia logística que tiene toda una estrategia en torno al acopio de insumos en la planta de producción. Para el caso de atención a clientes es el área comercial la que se encarga de entregar el producto con calidad y tiempo justo.

Para destacar en un mercado como el peruano, Lionel Arce considera clave combinar adecuadamente tres factores principales: gente, agua y tierra.

“Nosotros trabajamos por darle estabilidad, seguridad y confianza a nuestros consumidores. El esfuerzo es permanente y el costo siempre se va incrementando. Pero vamos haciendo las cosas para que una mayor cantidad de consumidores pueda tener productos cada vez de mejor calidad”, puntualiza.

Además, subraya que ofrecen empleo digno a sus colaboradores con expectativas de crecimiento y desarrollo, para su bien personal y la prosperidad del país.