Estados Unidos pronto podría enfrentar una gran escasez de mano de obra a medida que más miembros de la generación baby boomer se jubilen.

Por Luis Barrios

 

“Inmigrantes sin garantías”, “EU endurece reglas”, “Redadas en busca de ilegales”, “Cierran fábricas y apresan inmigrantes”, “Difícil año para los inmigrantes latinos”, fueron algunos titulares de periódicos latinoamericanos que hablan de la dramática situación que viven los inmigrantes en Estados Unidos (EU).

Los aranceles y la guerra comercial con China son los mayores problemas financieros a corto plazo que enfrenta EU. Pero un experto en el mercado cree que esta nación debe centrarse en un problema a más largo plazo si quiere mantenerse en la cima del montón económico mundial: la inmigración.

David Kelly, estratega global jefe de JPMorgan Funds, argumentó en un informe reciente que EU pronto podría enfrentar una gran escasez de mano de obra a medida que más baby boomers lleguen a la edad de jubilación. Actualmente no hay suficientes personas jóvenes para reemplazarlos.

Dijo que muchos individuos, incluidos los miembros de la administración Trump, se centran demasiado en tratar de encontrar formas de estimular una mayor demanda a través de recortes de impuestos y piden a la Reserva Federal (FED) bajar las tasas de interés. Pero Kelly cree que el mayor problema que se avecina para EU es la oferta de personas en edad de trabajar que pueden seguir gastando.

 

MÁS GENTE JOVEN

Kelly argumenta que cualquier reducción de impuestos, u otro estímulo, sería más inútil que un automóvil rápido en una gran ciudad.

“Estados Unidos enfrenta un bache demográfico y, a menos que lo llenemos, el crecimiento será mediocre, en el mejor de los casos, independientemente de cómo tratemos de avivar la demanda”.

El experto recomendó algunas soluciones a corto plazo para ayudar a llenar el bache demográfico.

Sugirió hacer que los títulos universitarios de pregrado de tres años estén más disponibles para los estudiantes y retrasar la elegibilidad de los beneficios de Medicare para los jubilados (en un año) hasta la edad de 66 años. Pero esas propuestas también serían controvertidas. Es por eso que impulsar la inmigración tiene más sentido.

MENOS VISAS, MÁS PROBLEMAS

Kelly señaló que la cantidad de visas de inmigrantes emitidas por EU hasta 2019 continuaron disminuyendo luego de las caídas en 2017 y 2018.

Lo anterior no es una buena señal para la economía estadounidense, especialmente desde que la gran mayoría de los inmigrantes que entran a EU tienen una edad laboral óptima.

“El ritmo de la inmigración será clave para el ritmo del crecimiento económico. En pocas palabras, a menos de que EU aumente la inmigración, incluso mantener un crecimiento del PIB real de 2% en la próxima década será un desafío”, escribió Kelly.

EU, subrayó el estratega, necesita hacer un mejor trabajo para abordar el tema de la inmigración ilegal. Pero tomar medidas enérgicas contra todos los inmigrantes tampoco es la respuesta, argumenta.

“Esta es, por supuesto, una idea controvertida en un momento en que la inmigración ilegal es un tema políticamente cargado en el país.

“Pero, aunque se necesita con urgencia una solución a los problemas causados por la inmigración ilegal, no debe oscurecer los beneficios que, en el pasado, EU ha recibido por la inmigración”, escribió Kelly.