Lo que más agobia a las familias en América Latina es la salud.

 

América Latina ahora tiene más de 10,000 casos de COVID-19, y solo Brasil se ubica como el 15to país con más muertes en todo el mundo.

Como en otros lugares, la pandemia es ahora el principal problema para los gobiernos, las empresas, medios de comunicación y consumidores de la región.

Por lo anterior, Kantar realizó una encuesta a los latinoamericanos para entender cómo se sienten en el contexto actual sobre el Covid-19 y analizar los impactos actuales en la adquisición de bienes de consumo masivo.

Los latinoamericanos se encuentran entre los más preocupados por el coronavirus.

De acuerdo con el *Barómetro COVID-19, donde más de 30 mil personas en 50 mercados alrededor del mundo fueron encuestados, muestra que en China durante febrero, el 63% de los encuestados afirmó estar “muy preocupado” por la crisis sanitaria, casi un 20% por debajo del promedio en América Latina.

Brasil y Ecuador son los países en donde se encuentran los ciudadanos “muy preocupados” y alcanzan niveles aún más altos.

Juan Carlos Jouve, Director de Servicio al Cliente de la División Worldpanel de Kantar México, habló de las principales preocupaciones.

“Las principales preocupaciones son, por ahora, cuestiones relacionadas con la salud, en segundo lugar, las compras y en tercera posición el tema de una recesión económica a raíz de esta pandemia que está afectando a todos los mercados”, abundó.

A los encuestados también se les preguntó cuál es su primera preocupación sobre la pandemia de COVID-19 a lo cual respondieron:

Otra de las cosas que declararon fueron las acciones que están haciendo con respecto al coronavirus.

El 70% declaró salir de casa solo cuando es esencial, mientras que el 57% dejó de ir a restaurantes, bares, etc., además el 27% dijo que está comprando alimentos más saludables y el 22% está adquiriendo más artículos de limpieza.

“Cabe mencionar que en las últimas semanas las familias latinoamericanas han estado marcadas por compras más grandes y menos frecuentes, centradas en artículos de alimentos y limpieza, muy similar a lo que vimos en China con los primeros impactos a fines de enero”, agregó Juan Carlos Jouve, de Kantar México.

Más allá de las similitudes en la región, cada país también tiene sus propias tendencias específicas.

Cash & carry es lo más destacado en Brasil y Colombia, mientras que el canal de proximidad es importante en Argentina, y las farmacias han ganado relevancia en México.

Si el consumo en Latinoamérica sigue el patrón chino, se puede esperar una caída en el gasto de bienes de consumo en abril, ya que las familias ya se han abastecido de algunos productos.

Además, probablemente habrá un aumento en la preocupación por la economía, especialmente en términos de desempleo, ya que los efectos de la desaceleración comienzan a sentirse.