El insomnio puede tratarse, por lo que es recomendable que busques la ayuda de un somnólogo.

 

Factores como la inactividad física, el miedo a contagiarse de Covid-19 y la preocupación por la posibilidad de perder el empleo podrían estar impactando en tu salud, lo que se ve reflejado en insomnio.

La falta de descanso afecta en la productividad laboral, además de la salud. Las personas que duermen mal generalmente presentan mayor ausentismo laboral, con un promedio de cinco días de inasistencia al trabajo.

La productividad, de acuerdo con expertos en el tema, disminuye alrededor de un 13% y la puntualidad en un 12%.

Una hora menos de sueño implica dificultad para tomar decisiones, repetición de órdenes y dificultad para concentrarse.

Dormir es fundamental para conservar la energía, consolidar la memoria, activar el sistema inmunitario, restaurar la actividad cerebral y regular el metabolismo.

Actualmente, el miedo ante la pandemia ha llevado a las personas al límite, ocasionando desde altibajos emocionales, hasta padecimientos como el insomnio que no les permite funcionar adecuadamente.

Ante dicho panorama es importante que las personas afectadas busquen ayuda con expertos como somnólogos para tratar sus problemas de sueño y que así vuelvan a descansar correctamente.