Covid-19 marcó punto de inflexión en el mercado que combina tecnología y fitness.

 

Este año debido al coronavirus muchas personas han tenido que hallar formas de hacer ejercicio en casa, además de que las empresas fitness también han tenido que recurrir a soluciones digitales para mantener activo su negocio.

Como resultado de lo anterior, la demanda de los consumidores de aplicaciones digitales y dispositivos wearables se incrementó significativamente durante los primeros meses de la pandemia.

Por lo tanto, esto abrió el camino para una nueva era en la industria del ejercicio físico.

De acuerdo con el Digital Market Outlook de Statista, se prevé que tanto el segmento wearable como el de las apps de fitness experimenten en 2020 un crecimiento de más del 30% respecto al 2019.

Estados Unidos y China son los líderes del mercado, pero consumidores de todo el mundo se han orientado hacia esa tendencia.

Por ejemplo, en Brasil se espera que los wearables diseñados para hacer deporte generen aproximadamente $467 millones de dólares este año y los contenidos de aplicaciones alrededor de $45 millones de dólares.

En México también se ha visto un pico masivo en el consumo en dichos segmentos y se prevé que este 2020 generen alrededor de $260 millones de dólares en wearables y $27 millones de dólares en apps.

Con información de Statista