9 consejos para ser un auténtico CEO

//9 consejos para ser un auténtico CEO

9 consejos para ser un auténtico CEO

El CEO del Siglo 21 debe ser un líder humilde, pero seguro de sí mismo.

El CEO es importante no sólo por lo que hace, sino también por lo que representa en la mente de los empleados.

El estilo de liderazgo del CEO determina en gran medida la cultura de la empresa, la motivación de los empleados y en última instancia su productividad y rendimiento.

No es sorprendente que el liderazgo sea el tema sobre el que más se ha escrito en las ciencias sociales. Los líderes empresariales se han convertido en los nuevos héroes de nuestra sociedad. Nos fascinan los líderes porque en ellos depositamos nuestros anhelos profesionales y nos proporcionan una guía para la acción colectiva.

Sin embargo, vivimos una crisis de liderazgo en la empresa. Los modelos tradicionales de liderazgo están fracasando y mucha gente está desencantada con nuestros líderes.

El reto más importante para el CEO del siglo XXI es la crisis de confianza. Hay un clima de desconfianza generalizada.

Según el barómetro de confianza realizado por Edelman en 2017, sólo el 37% confía en sus CEOs, y en el ámbito de la política baja al 29 por ciento. Esto es un grave problema porque cuando la gente no cree en el CEO es difícil implementar una estrategia de cambio, navegar en la misma dirección y adaptarse a la transformación digital.

La autenticidad es el antídoto a esta crisis de confianza en el liderazgo. La gente confía en líderes que son fieles a sus principios y se comportan con un código moral.

Estamos asistiendo al comienzo de una “Revolución de Liderazgo.” El líder bravucón y egocéntrico está dando paso al líder humilde y auténtico.

De hecho, los estudios demuestran que la gente humilde son mejores líderes. Sin embargo, nos sentimos atraídos por los líderes carismáticos y narcisistas.

Tenemos una visión romántica y glorificada de los líderes, como superhéroes que nos van a solucionar nuestros problemas y miedos. La realidad es que los líderes narcisistas, aunque muestran seguridad al principio, fracasan después porque no son capaces de aprovechar el talento del resto del equipo.

En un contexto empresarial que ha cambiado profundamente en la última década, un buen CEO necesita del talento de todos. El CEO el siglo XXI tiene un nuevo entorno de trabajo: más digital, más colaborativo y mucho menos jerárquico.

Las organizaciones están dejando atrás las estructuras verticales y jerárquicas para dar paso a estructuras más horizontales, flexibles y cooperativas.

La diversidad social y cognitiva es una realidad en nuestras empresas y organizaciones.

Trabajamos en equipos diversos por formación, cultura, género y también intergeneracional. Con la transformación digital, es la primera vez en la historia de la humanidad en que las generaciones jóvenes enseñan a las mayores. Necesitamos un liderazgo diferente para una sociedad diferente.

Necesitamos líderes colaborativos que sean capaces de sumar talento y crear sentido de unidad y pertenencia. En mi libro Yours Truly: Staying Authentic in Leadership and Life (Bloomsbury, 2018) propongo una hoja de ruta con 9 consejos para convertirte en un CEO que lidera desde la autenticidad.

Basado en más de 20 años de investigación y en historias de líderes inspiradores extraigo el denominador común de todos ellos. Sus trayectorias profesionales y vitales son un espejo en el que cualquier CEO puede ver la mejor versión de su liderazgo.

A continuación, las 9 claves para ser un CEO que lidera con autenticidad.

 

1. TRABAJAR CON PASIÓN

La pasión es el motor de nuestras vidas, nos da la vitalidad y la ilusión para poner el esfuerzo.

Richard Branson, fundador de Virgin Group, es un ejemplo de CEO con pasión. Considerado como uno de los mejores empresarios en los últimos tiempos, es admirado no sólo por el éxito en sus negocios sino sobre todo porque pone el corazón en lo que hace. Su pasión es contagiosa.

Encuesté a más de 100 estudiantes de MBA en el IE Business School sobre su autenticidad y las conclusiones son claras: las personas auténticas se muestran más felices, están menos estresadas y tienen mayor autoestima.

Las personas que identifican y cultivan su verdadera pasión están más felices y motivan a los demás. Cuando el CEO es honesto consigo mismo es capaz de contagiar su entusiasmo a los demás.

2. SER HUMILDE

El CEO auténtico es fiel a sí mismo con humildad. La humildad no significa falta de confianza en uno mismo. Es importante conocer nuestras fortalezas, pero también nuestras limitaciones.

Sólo con una percepción equilibrada de nosotros mismos podemos ser capaces de ver los puntos fuertes de los demás.

Cuando un CEO es humilde pide ayuda a los demás y reconoce sus contribuciones. Las investigaciones que reporto en mi artículo publicado en Harvard Business Review han demostrado que las personas humildes son mejores líderes porque aprovechan mejor el talento del equipo.

Por ejemplo, un estudio dirigido por el profesor e investigador Bradley Owens demuestra que cuando los líderes se comportan con humildad, en lugar de atribuirse todo el éxito, sus empleados están más comprometidos con la empresa.

3. COMPARTIR TU HISTORIA

La gente confía en los líderes que se muestran a los demás de una manera honesta y saben compartir sus historias de éxitos y fracasos. Esto les hace una persona más cercana en la que poder confiar. A través de su historia personal, el CEO transmite sus valores para el trabajo y la vida.

Por ejemplo, la historia de Ángel Ruiz que describo en mi libro nos muestra su trayectoria de vida desde su país natal Cuba a CEO of Ericsson en Norteamérica. Una historia llena de aprendizaje e inspiración que muestra sus valores de esfuerzo y superación.

Para liderar a los demás, primero tenemos que ser líderes de nuestra propia vida. El liderazgo comienza con uno mismo. Lo importante es encontrar tu propio estilo basado en tu experiencia personal y la historia de tu vida.

4. HACER DEL APRENDIZAJE UN HÁBITO

Un CEO que lidera desde la autenticidad es fiel a sí mismo, pero mejora cada día. Se trata de ser fiel a tu mejor versión. Quedarse en la zona de confort es fácil.

Un líder consciente de su potencial sabe desarrollar una mentalidad de crecimiento y fomentar el aprendizaje continuo. La autenticidad es un proyecto en progreso – tenemos que asumir riesgos y experimentar con nuestros “posibles yo”.

Mi investigación muestra que los verdaderos líderes son capaces de reinventarse y crecer mientras que siguen siendo honestos a sus principales valores.

La clave para permanecer auténtico como CEO es cuestionarse continuamente el statu quo e intentar mejorar.

El fundador del gigante Inditex, Amancio Ortega, es un buen ejemplo de lo que significa para un CEO nunca dejar de aprender. Afirmaba en una entrevista: “Nunca me quedaba content con lo que hacía y siempre he tratado de inculcar esto a los que me rodean.”

5. ESTABLECER RELACIONES POSITIVAS

La gente va a seguir a un CEO, no porque tenga un título o posición, sino porque se haya ganado su confianza y respeto. La confianza es la moneda de cambio en el liderazgo.

Sólo cuando el CEO está abierto a recibir y dar feedback honesto y constructivo, puede establecer relaciones positivas en la empresa. Sin embargo, nos da miedo el feedback negativo porque estamos adictos al reconocimiento social.

El líder verdadero tiene una mentalidad abierta a lo que piensen los demás. Los resultados de uno de mis estudios que puedes ver en este video de Harvard Business Review muestran que en general tendemos a sobreestimar nuestras habilidades directivas. Pensamos mejor de nosotros mismos que lo que los demás piensan de nosotros.

El feedback es una oportunidad para aprender y mejorar porque nos permite cerrar esa brecha y tener relaciones más conscientes con los demás.

6. DESARROLLAR RESILIENCIA

La disrupción en la vida y en el trabajo es ineludible. Cuando salimos de nuestra zona de confort y tomamos riesgos, el fracaso es casi inevitable.

Un CEO efectivo es aquel capaz de gestionar el fracaso con una mirada optimista hacia el futuro.

Los líderes conscientes desarrollan resiliencia y fortaleza mental para recuperarse de los baches. La gente con resiliencia aprende de los errores y transforman las malas noticias en oportunidades.

Ante las adversidades, algunas personas se hunden mientras que otras florecen y salen reforzadas. Lo que les diferencia es la resiliencia.

Por ejemplo, el nuevo CEO de Starbucks, Kevin Johnson, después de superar un cáncer de melanoma confirma que ser un líder auténtico significa mostrar vulnerabilidad. La vulnerabilidad nos hace conscientes de nuestros valores y lo que es realmente importante en la vida. Muchos líderes se descubren así mismos desde la adversidad.

7. DIRIGIR CON EL EJEMPLO

Con su conducta, el CEO sirve de ejemplo para los demás empleados de la organización. La gente no sigue mandatos o resoluciones, sigue el ejemplo de sus líderes. Está claro que la mejor orden es el ejemplo. Un buen CEO no puede estar centrado egoístamente en sus propios intereses, sino que es necesario preocuparse por los intereses de todos los empleados.

Por esta razón, los líderes colaborativos que comparten el poder con los empleados tienen más éxito.

El ascenso meteórico de Sundar Pichai, CEO de Google, sorprendió a muchos. Su mantra de liderazgo es un ejemplo de liderazgo colaborador: “Como líder, gran parte de tu trabajo es hacer que las personas tengan éxito.”

El empoderamiento es la herramienta clave de gestión y de unión. Para liderar desde la autenticidad, el CEO debe trabajar por el empoderamiento de su equipo.

8. CREAR COMUNIDAD

El papel del CEO es esencial para coordinar cualquier acción colectiva e implementar con éxito una nueva estrategia.

El CEO, como máximo responsable de la organización, representa y encarna los valores de la empresa. En nuestra mente, los líderes representan la identidad social, los valores comunes y las metas globales.

Para liderar desde la autenticidad, el CEO tiene que ser fiel a sí mismo, pero también a los demás.

El antiguo CEO de Southwest Airlines, Herb Kelleher, fue nombrado el mejor CEO en Estados Unidos por la revista Fortune. Crear una cultura organizativa donde los empleados tienen un fuerte sentido de pertenencia es la clave de su éxito.

Los verdaderos líderes entienden la responsabilidad social de las empresas y velan por el bien de la comunidad. Permiten a los empleados expresar su autenticidad dentro de los límites normales de la vida organizativa.

9. DEJAR UN LEGADO

Los líderes auténticos lideran con un propósito social y una visión a largo plazo. Se preocupan de dejar un legado que perdure incluso cuando ellos no estén presentes.

Un buen CEO es consciente de su impacto en el bienestar de los demás. La dimensión moral del liderazgo es fundamental.

Por ejemplo, Indra Nooyi, CEO de Pepsico enfatiza la responsabilidad de las empresas con la sociedad.

Con mi equipo de investigación, realizamos un estudio para constatar que lo que es bueno para los empleados, también es bueno para la empresa.

Nuestros resultados muestran que la implementación de políticas de conciliación genera una mayor satisfacción laboral en los empleados y eso repercute positivamente en la cuenta de resultados de la organización en los tres años siguientes.

Para concluir, la autenticidad es la verdadera esencia del liderazgo. La gente demanda líderes que se conozcan a sí mismos y sean fieles a sus valores y principios considerando los intereses de los demás.

Los líderes carismáticos, pero muchas veces narcisistas, aparecen como una solución fácil a los problemas. Sin embargo, a largo plazo tienen consecuencias negativas para su equipo. El nuevo modelo de liderazgo para el CEO no es el superhéroe, sino el líder humilde pero seguro de sí mismo que busca la colaboración de todos.

2018-09-21T09:56:36+00:00

About the Author:

Margarita Mayo
La autora es investigadora y catedrática en liderazgo y conducta organizacional del IE Business School de Madrid.
error: Content is protected !!