El impacto económico por el coronavirus podría alcanzar hasta los 2 trillones de dólares.

Por Bruna Cavalcanti

 

El coronavirus no solamente es una amenaza para la salud pública de las naciones, sino una amenaza económica.

De acuerdo con un informe dado a conocer por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), algunos países entrarán este año en recesión por el COVID-19 y la economía global no crecerá a más del 2.5%

Incluso, el documento habla de la posibilidad de que la expansión de la epidemia ocasione un escenario catastrófico en el que el crecimiento de la economía mundial sea solamente del 0.5%

“Hay un grado de ansiedad actualmente que excede los temores por la situación sanitaria, que es muy seria y mortificante, pero las ramificaciones económicas de este fenómeno están obviamente causando una alarma mayor”, explicó Richard Kozul-Wright, director de la División de Globalización y Estrategias de Desarrollo de la UNCTAD.

El mismo diagnóstico ya había sido pronosticado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En noviembre de 2019, la OCDE había previsto que la economía global crecería en 2020 alrededor del 2.9%. Por ahora, la previsión es de 2.4%

La estimación podría bajar, pero todo dependerá de la intensidad, durabilidad y propagación del virus, además del tiempo que tome la creación de la vacuna.

Es decir: en caso de que la epidemia se extienda, la OCDE alertó que el crecimiento de la economía podría reducirse hasta en 1.5% en 2020.

Se prevé que varias economías, como Japón y otros países de la zona del euro, entrarán en recesión.

“La economía alemana es en particular frágil, mientras que las de Italia y de otras partes periféricas de Europa enfrentan también serias estrecheces como consecuencia de las tendencias de los últimos días”, detalló Kozul-Wright, de la UNCTAD.

Más de 100 países ya han reconocido la presencia del COVID-19 en su territorio.

Además de China, los más afectados, hasta ahora, son Corea del Sur, Italia, Irán y Estados Unidos.