¿Trabajas desde casa por el COVID-19? Sé productivo y crea el espacio ideal para lograrlo.

Por Bruna Cavalcanti

 

Para garantizar la seguridad de sus trabajadores ante la amenaza del coronavirus (COVID-19), Google pidió a sus 100,000 empleados de América del Norte que trabajen desde sus casas hasta el 10 de abril.

Otras compañías como Amazon, Apple y Facebook, solo por citar algunos ejemplos, siguieron sus pasos.

Lo cierto es que, en tiempos de la pandemia por el coronavirus, trabajar desde casa se volvió una realidad en diversos países.

Los retos a los que hacen frente miles de empleados es el cómo no bajar su productividad.

Por lo tanto, te dejamos 5 pasos para que tu productividad aumente trabajando desde casa:

 

CREA UNA RUTINA Y UN ESPACIO PARA TRABAJAR

La productividad está asociada directamente con la organización. Por lo tanto, debes de poner especial atención a la rutina y al espacio que ocuparás en casa.

En caso de que no cuentes con una habitación extra para trabajar en tu hogar, crea un espacio en un lugar en el que te sientas cómodo y que se adapte con tus necesidades y las tareas que debes de llevar a cabo.

No importa que solo sea una mesa con tu computadora. Lo importante es que este espacio esté ordenado, alejado de las áreas de distracción y, principalmente, de la televisión.

 

MUEVE TU CUERPO

 Tu casa se transformó en tu oficina, por ello es crucial que no te olvides de moverte. Suena obvio, pero puedes caer en ciertos vicios.

En tu rutina incluye pequeñas actividades a lo largo del día como, por ejemplo, ponerte a caminar después de que hayas comido.

Algo que te ayudará mucho será levantarte para ir a trabajar y hacer lo mismo que hacías todas las mañanas para salir rumbo a la oficina. Ejercítate, báñante y arréglate como siempre.

Si utilizas ropa más formal para trabajar, y no aquella con la que te gusta andar cuando estás en casa o salir con los amigos, eso te ayudará a crear un espacio y un ritmo de trabajo.

 

APRENDE A MANEJAR TU TIEMPO DE TRABAJO

Es bastante complicado organizar un espacio 100% laboral estando dentro de casa. Por ello, es importante no distraerse con actividades personales en tu horario de trabajo.

Crea mecanismos y usa aplicaciones que te ayuden a no interrumpir tu ritmo de trabajo.

Recuerda que si te levantas todo el tiempo por diversos motivos que no estén relacionados con tu trabajo, esto puede afectar tu rendimiento y productividad.

 

INFORMA A TUS AMIGOS Y FAMILIA TU NUEVA RUTINA

Muchas personas pueden confundir la necesidad de aislamiento social, para evitar la propagación del coronavirus, con vacaciones.

Haz saber a tus amigos y familiares que trabajar desde casa genera una responsabilidad igual, o aún mayor, que la que tendrías si estuvieras trabajando de forma presencial en la oficina de tu empresa.

 

MANTÉN TU AGENDA Y PLAZOS AL DÍA

Los plazos y fechas de entrega no cambian con el home office. No te saltes las normas que tienes en tu oficina.

Aprovecha este periodo para probar a tus jefes que eres capaz de cumplir con tus compromisos, de alcanzar resultados y hasta ser más productivo trabajando desde tu casa.