Kioto: ciudad de flores

//Kioto: ciudad de flores

Kioto: ciudad de flores

Esta urbe japonesa fusiona a la perfección la legendaria tradición con el mundo contemporáneo.

Existen más de un millar de templos budistas en Kioto, además de palacios, parques públicos, jardines, museos, parques, festivales, restaurantes y mercados de comida y, sobre todo, una gran educación y amabilidad de sus habitantes.

El escritor húngaro László Krasznahorkai, se refirió a la ciudad como la que “me dio la sensación de haber abandonado la ciudad, que una sola estación era suficiente para dejar atrás Kioto, una ciudad que aún no ha perdido su profundo misterio y tan repentinamente…”

Kioto es hermosa en cualquier estación, sin embargo, los expertos recomiendan la primavera, debido a que es cuando florece el cerezo, o en otoño, cuando se puede disfrutar de su rojo pigmento en las hojas. Verano e invierno, por otro lado, experimentan considerables extremos de calor y frío intenso.

Hay 1,600 templos y santuarios zen, sintoístas y budistas en la ciudad. Los más impresionantes se localizan en el distrito de Higashiyama. Siempre lleno de gente, pero aún así vale la pena visitarlo, está el Templo Kiyomizu Dera. Muy recomendables también el Kinkakuji, el Pabellón Dorado, y Fushimi Inari-Taisha. Si se hace una hermosa caminata a la cima de la colina, el visitante llega a uno de los santuarios más fotografiados.

En Arashiyama, encontrará el famoso Bosque de Bambú de Sagano, que es casi etéreo en su belleza. Deliciosos jardines se encuentran en todas partes. Sin embargo, Kioto es más famoso por sus flores de cerezo, que se aprecian en abril. Algunos de los mejores lugares para gozarlos son el Camino de los Filósofos, el Parque Maruyama, Arashiyama, y el Santuario Heian.

En la visita a la ciudad, también es imprescindible conocer la fábrica de cerveza de sake. En Japón, la palabra preferida para sake, o vino de arroz, es nihonshu, cuya historia se puede aprender en el Museo del Sake Gekkeikan Okura.

Aprende a beber sake correctamente cuando estés en Nozawa Onsen y, si quieres abrazar la etiqueta, aún más, dirígete a 247 Minamihama-cho, Fushimi-ku. Muchos turistas también optan por tomar un curso de cocina de Izakaya en la tarde, donde pueden encontrar instructores que usan ropa tradicional de monje budista y aprenden a preparar platillos tradicionales que se suelen comer en hogares japoneses y restaurantes de Izakaya.

La comida abunda en Kioto. El “cinturón de alimentos” es el Mercado Nishiki, con infinidad de platillos presentados fantásticamente. Lo que es seguro es que los habitantes están orgullosos de su ciudad.

Otra visita obligada en el corazón de Kioto es Gion, el enclave de entretenimiento más famoso y centro de la escena artística tradicional. Es el distrito de geiko (geisha) más famoso de Kioto y popular entre el turismo. Explora sus viejas calles y admira las tradicionales casas de madera, (machiya) y no te pierdas un tour en bicicleta por Kioto.

Gion es también el sitio de Gion Matsuri, el festival anual más grande de Kioto, el Jidai Matsuri, además del Festival de las Edades que se celebra cada 22 de octubre. Se trata de un desfile conformado por unas 2,500 personas ataviadas con vestuarios típicos con diseños que van del siglo VIII al XIX. Arranca en el Palacio Imperialy concluye en el santuario Heian-jing.

2018-11-13T13:12:33+00:00

About the Author:

Oso Oseguera
error: Content is protected !!