La cultura cobra vida en Minas Gerais

//La cultura cobra vida en Minas Gerais

La cultura cobra vida en Minas Gerais

El atractivo de Belo Horizonte radica en su antigua tradición con el arte moderno.

Por Luis Barrios

Una de las características significativas del turismo en la provincia brasileña de Minas Gerais es su cultura expresiva, que tiene como marca el patrimonio artístico y arquitectónico de las ciudades barrocas, la diversidad de las artesanías, la religiosidad y la rica gastronomía.

Para que pueda vivir las mejores muestras de cada una de estas expresiones, esta experiencia recorre tres ciudades y muchos museos, plazas, iglesias, mercados, casas de artesanías, entre muchos otros atractivos culturales.

¡Tome su maleta, lleve una cámara de fotos y disfrute de cada detalle de su viaje!

DÍA 1: LA CULTURA VIVA Y JOVEN DE LA CAPITAL DE MINAS

Belo Horizonte es una síntesis de Minas Gerais, donde las antiguas tradiciones encuentran un entorno culturalmente activo, con expresión en la vida cotidiana urbana, la producción teatral, la música, la danza, la moda, la gastronomía y más.

Comience realizando el Circuito Cultural de la Praça da Liberdade. ¿Es una bella plaza y llena de vida para pasear bajo las copas de los árboles? Lo es. Pero eso no es todo. El lugar acoge nada menos que el famoso Centro Cultural del Banco de Brasil, la Casa Fiat de la Cultura, el Centro de Arte Popular de la Cemig, el Espacio del Conocimiento UFMG y otros museos. Excelente para conocer a fondo la cultura de Minas Gerais y de Brasil.

Otro lugar digno de visitar es el Centro de Cultura Belo Horizonte, que posee una hermosa muestra arquitectónica de estilo neogótico portugués. En el espacio tienen lugar exposiciones, seminarios y otras actividades culturales.

Desde allí, siga al Mercado Central. Si hay algo que viene a la mente de cualquier brasileño cuando se habla de Minas Gerais, es la comida. ¡Si va a Minas, tiene que comer!

Aproveche el mercado para experimentar todos los aromas y sabores, la deliciosa cachaza (que es la materia prima de la caipirinha), el queso Canastra (¡solo existe aquí!), los famosos dulces y encontrar una serie de productos típicos. El Mercado también es el lugar de conversación, sobre todo en los bares con sus bocadillos y aperitivos. Conserva antiguas tradiciones y la memoria cultural de Minas. ¡Aproveche para llenar la maleta de recuerdos!

Después de alimentarse como corresponde, siga a Pampulha. El lugar alberga la laguna, la pequeña iglesia de San Francisco, el Museu de Arte da Pampulha y la Casa do Baile, con proyectos firmados por grandes nombres de la arquitectura, pintura, escultura y paisajismo. Allí, las personas aprovechan para caminar, andar en bicicleta, visitar el parque de diversiones. Es el programa ideal para el final de la tarde.

DÍA 2: SÃO JOÃO DEL REI: LA CIUDAD QUE TIENE INCLUSO EL TÍTULO DE CIUDAD BRASILEÑA DE LA CULTURA

¿Está en camino a la ciudad a través de la BR-383? ¡Cuando usted vea el letrero de Lagoa Dourada, deje todo! Tiene que experimentar uno de los mejores rocamboles (pastel enrollado en rellenos) que comerá en su vida. La avenida principal de la ciudad tiene varias confiterías: ¡solo tiene que ir y pedir que lo enrollen en el momento! Después de la golosina, siga su viaje. São João Del Rei posee el título de Ciudad Brasileña de la Cultura gracias a la importancia de su patrimonio histórico, de los caseríos (algunas casas, de personas muy importantes), de la efervescencia cultural de la ciudad (de la que se destacan las dos orquestas bicentenarias), de la Lira (que alimenta la tradición religiosa são-joanense con sus músicas sacras barrocas), de los rituales religiosos centenarios, e incluso del sistema de comunicación único a través del toque de campanas (la ciudad también se conoce como la Ciudad de las Campanas). Como su recorrido es cultural, no podía dejar de pasar por aquí.

Al llegar a la ciudad, haga un tour por el centro histórico. Hay varios lugares para visitar, como el Museo Ferroviario, la Iglesia de San Francisco de Asís, la tienda y fábrica de estaño John Sommers y la Ruta de los Santeiros. Conozca el Memorial Tancredo Neves, que narra la vida de un político brasileño que jugó un papel importante en la democratización del país, pero que murió antes de tomar posesión como presidente.

Otro lugar digno de visitar es la Catedral Basílica de Nossa Senhora do Pilar. Es una construcción típicamente barroca y ricamente ornamentada. Única de la ciudad con altares de tallas doradas, la iglesia tiene una imagen de San Miguel adornada con diamantes y esmeraldas y otra de Nossa Senhora do Pilar, hecha con 200 kg de oro.

DÍA 3: TIRADENTES: UNA CIUDAD ENCANTADORA EN EL INTERIOR DE MINAS

Tiradentes no tiene el estilo barroco tan refinado de São João Del Rei, pero es sin dudas la más encantadora de las ciudades históricas de Minas Gerais. En una visita panorámica de la ciudad, puede recorrer iglesias, museos y visitar

el Largo das Forras – la plaza principal de Tiradentes para descansar y observar la vida cotidiana de los habitantes, ya que el lugar es un punto de encuentro. Allí también hay una gran cantidad de restaurantes, posadas, tiendas para comprar artesanías e información especial para los turistas.

Otra postal de la ciudad es el Chafariz de São José: Un lugar sencillo, pero lleno de belleza e importancia. Para quienes les gusta el tema, la ciudad tiene un Museo del Automóvil. Luego, en la aldea Bichinho puede conocer y comprar artesanías locales.

Para cerrar su tour cultural de Minas Gerais con un gran estilo, ¿qué tal un paseo nocturno por la ciudad en una jardineira? Los viernes, sábados y domingos a las 20 hs (se debe confirmar), también tiene lugar el espectáculo Luz y Sonido en la iglesia Matriz. Una especie de guión narrado de 16 minutos que cuenta la historia de la Matriz, de algunos santos que allí se exponen y curiosidades. Instructivo, hermoso y emocionante.

2019-08-22T17:11:26+00:00

About the Author:

CEO Staff
error: Content is protected !!