Conoce las historias de los 5 divorcios más caros de la historia.

 Por Bruna Cavalcanti

 

Joel Dicker lo dijo (y acertó): “después del amor no queda más que la sal de lágrimas”, pero para algunas personas esta situación no solo quedó en un corazón roto sino que varios ceros se esfumaron de sus cuentas bancarias.

Ser infiel es el común denominador en todos estos divorcios, así que podemos decir que el salir con alguien más les pasó tremenda factura a varios CEOs.

El caso más conocido – el cual resultó ser también el divorcio más caro de la historia – es del fundador de Amazon, Jeff Bezos.

Con una fortuna valuada en $113 billones de dólares, Bezos, quien actualmente es el hombre más rico del mundo, se separó de su ex mujer, Mackenszie Bezos, tras permanecer 25 años de casados.

Por no contar con un acuerdo prenupcial y por el hecho de que Mackenzie participó, desde el inicio, en la creación de Amazon, ella terminó quedándose con el equivalente a $35 billones de dólares en acciones de la compañía.

Otra historia inusitada es la de la ex pareja conformada por Bernie y Slavica Ecclestone.

¿El motivo? Ella fue la que tuvo que sacar dinero de su bolsillo por la separación.

La ex modelo croata estuvo casada por un lapso de 24 años con el ex CEO de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone.

Como Slavica era beneficiaria de un fondo fiduciario tuvo que desembolsar $1.2 billones de dólares.

De esta forma, Bernie Ecclestone no tuvo que sacar ni un dólar de su cartera. Quizás sea por esto por lo que, hasta el año pasado, Bernie se declaraba aún enamorado de su ex mujer.

 

Los 5 divorcios más caros de la historia en números:

 

Jeff y MacKenzie Bezos: USD$ 35 billones

Para divorciarse de su mujer, Mackenzie Besos, Jeff Bezos tuvo que pagar el equivalente a 4% de su patrimonio.

El motivo de la separación fue la infidelidad de Bezos con la ex presentadora de FOX, Lauren Sánchez.

Lauren también era casada y, tanto ella como su marido, el agente de Hollywood Patrick Whitesell, eran amigos de más de 20 años de Jeff y Mackenzie Bezos.

 

 

Alec y Jocelyn Wildenstein: USD$ 3.800 billones

Alec era un reconocido comerciante de arte cuando se separó de su mujer, Jocelyn. Ella fue quien descubrió que éste le era infiel.

Un tribunal determinó que Alec debía pagarle $2.500 billones de dólares, pero ahí no quedó la cuenta ya que por un lapso de 13 años tuvo que entregarle $100 millones de dólares al año.

 

Rupert Murdoch y Maria Torv: USD$ 1.700 billones

El magnate de los medios de comunicación tiene, según la revista Forbes, la 76ª mayor fortuna del mundo. Por eso, cuando se separó de su mujer, en 1999, tuvo que sacar de su cartera el equivalente a $1.7 billones de dólares.

Maria Torv y Rupert Murdoch estuvieron casados por 31 años. Sin embargo, apenas 17 días después de firmar su divorcio, el magnate se casó con Wendi Deng, una empresaria china-americana.

 

Bernie y Slavica Ecclestone: USD$ 1.200 billones

En este divorcio ella fue la que pagó los platos rotos.

La decisión fue impuesta por un juez debido a que Slavica, una ex modelo croata, era la beneficiaria de un fondo fiduciario, así que al final tuvo que firmar un jugoso cheque por separarse de Bernie Ecclestone, el ex jerarca de la Fórmula 1.

 

Dmitry y Elena Rybolovlev: USD$ 604 millones

El quinto divorcio más caro de la historia fue protagonizado por el ruso Dmitry Rybolovlev y su mujer Elena.

Dueño de una de las mayores productoras de fertilizantes de Rusia y propietario del club AS Mónaco, Dmitry tuvo que desembolsar $604 millones de dólares cuando se divorció de Elena.