La agencia más antigua del mundo, Thomas Cook, quebró, por