De la sobreviviencia a la recuperación

Directivos prevén perder hasta el 40% de sus ingresos anuales.