El mundo demanda empresarios cosmopolitas

Tres ingredientes hacen a un líder: competente, cultivado y comprometido.