El FMI recortó el pronóstico de crecimiento económico para América