Cuando ser perfecto no es tan bueno

La perfección puede ser el enemigo de la productividad al