¿Y si falta el CEO?

Asegurar a un director general contra imprevistos es un infaltable